La CIG ha anunciado este martes la convocatoria de media jornada de huelga el próximo 12 de mayo en todo el sector del metal de la provincia de Pontevedra para protestar contra el preacuerdo de convenio laboral que la patronal ha sellado con CCOO y UGT, sindicatos a los que pide que rectifiquen.

"Seguimos haciendo llamamientos a que CCOO y UGT reflexionen, se comporten como sindicatos de clase, que estén al lado de los trabajadores y tomen una actitud de defensa del convenio. Que en este momento es un convenio en horas bajas por culpa de ellos", ha dicho Julio Fernández, secretario comarcal de CIG-Industria Vigo a las puertas de Asime, donde hoy se concentraron 150 delegados de esta central sindical.

"Metal en lucha por un convenio digno" es lo que se leía en la pancarta de quienes se congregaron a las puertas de la sede de la patronal para mostrar su repulsa a un convenio que "ataca a los compañeros más precarios del sector". Fernández ha criticado que a los trabajadores más desprotegidos se les esté quitando un plus de eventualidad "que fue una conquista histórica del convenio del metal", y que supone una media de 90 euros mensuales, "con la excusa" de que serán abonados al finalizar el contrato.

"No se quiere hablar y se quiere imponer, y se quiere imponer en unos momentos muy jodidos para la clase trabajadora, en unos momento de covid donde ellos (la patronal) ven una oportunidad", ha añadido. Por ello, la CIG ha pedido a CCOO y UGT, a los que tiende la mano, que "rectifiquen" y no traicionen a los trabajadores. "Decimos que reflexionen y no firmen ese convenio. Si no firman volveremos a tender la mano, a iniciar las movilizaciones, a pedir que la mesa de negociación del convenio se vuelva a reunir", ha añadido.