Nueva Pescanova crece en Perú. La firma viguesa consolidará su presencia en el país con la construcción de una nueva fábrica de 8.000 metros cuadrados, que comenzará a operar a finales de 2021 y en la que invertirá 7 millones de euros. La factoría se dedicará al procesamiento y comercialización de cefalópodos como la pota, pescados como el mahi o procesados como el surimi, de los que se estima una producción de 12.700 toneladas anuales. También se procesarán unas 900 toneladas de otras especies como el pulpo, el calamar o el pejerrey. En total, 13.600 toneladas anuales.

La fábrica de Novaperú, filial de Grupo Nueva Pescanova en el país, estará ubicada en el puerto pesquero de Pucusana, a las afueras de Lima. "Se trata de un enclave estratégico para la compañía por su proximidad al mar", señala la firma.

En sus instalaciones se dará empleo a unas 170 personas de manera directa, lo que supone incrementar la plantilla de la filial en un 10%.

"La nueva planta nos va a permitir incrementar la capacidad productiva de especies como la pota o el mahi, así como la elaboración de nuevos productos para mejorar la integración vertical del Grupo. Además, las nuevas instalaciones contarán con líneas de producción automatizadas que permitirán un ahorro energético y mejorar la eficiencia productiva y nos certificaremos en ISO14000”, explica el director general de Novaperú, Manuel Quintana del Hierro.

Pescanova comenzó a trabajar en Perú en 1989 realizando operaciones de trading. Sin embargo, fue en 1995 cuando nació su filial Novaperú con una fábrica en el distrito limeño de San Juan de Miraflores. En ella, que estará operativa hasta entrar la nueva en funcionamiento, se procesan distintos productos de mar, tanto cefalópodos (calamar o potón) y otras especies, como mahi-mahi, pejerrey o caballa. Su capacidad de producción anual es de 8.000 toneladas.