Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las razones de Trabajo para considerar como fijos a los repartidores de Amazon Porriño

El centro logístico de Amazon en O Porriño. |   // FDV

El centro logístico de Amazon en O Porriño. | // FDV

A la Inspección de Trabajo no le cabe duda de la falta de razones para que los empleados de la empresa subcontratada por Amazon en su centro logístico de O Porriño para los envíos sean eventuales. Aunque la relación entre ambas compañías sea también temporal, como esgrime la transportista Typsa Delivery, y que en los dos contratos analizados por el organismo se intente presuponer la supuesta existencia de una causa de “obra y servicio” vinculándolos, textualmente, al “servicio Amazon de distribución local de rutas planificadas en Vigo, centro Amazon Vigo”. UGT-Vigo denunció la situación y el veredicto de los inspectores con la jurisprudencia del Tribunal Supremo a mano abre la puerta a la conversión en fijos de hasta 200 repartidores de la firma.

La resolución afectaría a todos los empleados de las compañías subcontratadas para realizar el reparto del gigante del comercio electrónico en su única base en Galicia, según el sindicato. Estas subcontratas en el centro pontevedrés son Tipsa, Checkpoint y Kebel Logistics y aglutinan aproximadamente a 200 trabajadores. El servicio de reparto, según dicta la Inspección de Trabajo a partir de lo declarado por el Supremo, no es una actividad puntual e imprevisible, sino un servicio continuado que debería sustentarse en contratos estables para los empleados de reparto.

No es excepcional

“Al tratarse de una empresa que ofrece servicios a terceros y desarrolla su actividad esencial a través de estos –remarca UGT-Vigo al hilo de la Inspección–, resulta ilógico sostener que el grueso de aquella actividad tiene carácter excepcional al que el contrato para obra o servicio busca atender”. El organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social levantó un acta que impone a Typsa Delivery una infracción grave y una multa. Las normativa obliga a hacer coincidir una justificación por la contratación por obra o servicio como causa de la temporalidad y “tiene que presentar una autonomía y sustantividad propias”, por lo que no es posible recurrir a este tipo de contratos.

Typsa Delivery tiene como actividad el transporte de mercancías en el centro de trabajo de Vigo. La plantilla cuenta con contratos temporales, según expone la propia compañía, porque su vínculo con el cliente, Amazon, también es temporal. Una razón no contemplada en la ley dentro de las excepciones posibles a un contrato indefinido.

UGT-Vigo ha denunciado “los abusos que soportan los trabajadores y trabajadoras de estas subcontratas y presentó varias denuncias ante la Inspección de Trabajo en los últimos meses”, según apuntan fuentes del sindicato. Una de ellas fue por el tipo de contratación utilizada por Typsa Delivery, con un alto volumen de contratos temporales, “aunque no sería la única”, señala Rubén Bernárdez, asesor laboral del sector de transportes de UGT Vigo.

La resolución de Inspección de Trabajo respecto al modelo de relación laboral de los repartidores de Amazon allana el camino a demandar las contrataciones que están realizando las empresas de delivery –Glovo, Deliveroo o Uber Eats–, reflexiona Bernárdez, tras la aprobación de la ley del riders, que reconoce como asalariados a los falsos autónomos que operan para estas plataformas.

Compartir el artículo

stats