Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El naval vigués amarra el pedido del nuevo oceanográfico del IEO

Recreación inicial del oceanográfico proyectado por el IEO.

Recreación inicial del oceanográfico proyectado por el IEO. IEO

El nuevo barco para el Instituto Español de Oceanografía (IEO), proyectado para convertirse en el buque insignia de la flota científica del país, se construirá en Vigo. El naval de la ciudad es el único que puja por hacerse con la licitación lanzada por el Ministerio de Ciencia e Innovación por 70 millones de euros (85,4 millones con IVA), que se disputan Construcciones Navales Paulino Freire (Freire Shipyard) y Armón Vigo. Uno de los dos astilleros se encargará de la fabricación del buque, que tendrá entre 80 y 90 metros de eslora.

Tal y como figura en la última acta del órgano de asistencia, las dos atarazanas figuran como los únicos “licitadores admitidos en la presente licitación” después de “la revisión de la documentación aportada” por Freire. El documento está firmado por el subdirector general de Gestión Económica, Pedro Viar Lahera, como presidente de la mesa de contratación, así como por el jefe de Servicio de Contratación, José Antonio Álvarez, ejerciendo como secretario.

De esta forma, el naval gallego se hará con la licitación más importante lanzada por el Gobierno para la construcción de un buque civil tras la renovación de los buques científicos del país acaparada principalmente por estos dos astilleros, con la fabricación del Sarmiento de Gamboa en 2006 por parte de Freire (para el CSIC) o de la dupla Ramón Margalef y Ángeles Alvariño en 2011 y 2012, respectivamente, realizados en este caso por Armón.

Ambos astilleros atesoran una gran experiencia en la fabricación de este tipo de unidades de alta tecnología. De hecho, ambos cuentan con oceanográficos en su cartera de pedidos. Armón Vigo está en plena construcción del Tom Crean, un buque de 58,8 metros para Irlanda. Freire, por su parte, firmó recientemente un buque de 50 metros para Estados Unidos (por 50 millones de dólares) y a principios de año otro de 40 metros para Emiratos Árabes Unidos. Además, está en plena reconversión del Falkor (un offshore que la propia atarazana construyó en 2011 y fue bautizado como Polar Queen) para Eric Schmidt, exCEO de Google. Todos los pedidos fueron adelantados por FARO.

El nuevo buque será el doble de grande que los realizados hace una década por Armón y se perfila como una embarcación “de ámbito global” con la que cubrir la “limitada capacidad” actual y para abarcar más áreas de actuación. El contrato, surgido para reemplazar al Cornide de Saavedra y dar mayor capacidad de investigación marina a España, incluye seis meses para el diseño del buque y 24 para la construcción.

Compartir el artículo

stats