Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lucha de la Inspección de Trabajo contra el fraude laboral aflora 3.600 falsos temporales en Galicia en solo un mes

El Plan de Choque 2021 forzó la conversión en indefinidos del 67% de los contratos irregulares que se notificaron a las empresas

Oficina de Emprego en Galicia. // Carlos Pardellas

Oficina de Emprego en Galicia. // Carlos Pardellas

La doble recesión financiera diezmó el mercado laboral. En cinco años, entre 2009 y 2013, Galicia destruyó el empleo creado en los diez ejercicios anteriores, unos 165.500 puestos. La recuperación era evidente hasta la llegada del coronavirus, con un mayor impacto en la economía española que en otros países porque, entre otras razones, aquí el terreno estaba abonado para la destrucción de la ocupación por el rampante incremento de la temporalidad. Durante esa fase poscrisis, el número de asalariados fijos en la comunidad creció un 7,9% (47.200 nuevos) y un 31,6% (55.800) los temporales.

Desde que en 2012 se reforzó la lucha contra el fraude en la contratación, la Inspección de Trabajo evidenció que una parte importante del nuevo empleo con supuesta fecha de caducidad es realmente una tarea indefinida. Los falsos temporales detectados por el organismo dependiente del Ministerio de Trabajo no pararon de crecer y en 2018 y 2019 afloraron cifras históricas: 11.564 y 9.669, respectivamente. Tras un 2020 difícil y sin mucho margen para investigar por culpa de la pandemia y las restricciones a la movilidad, el departamento que dirige Yolanda Díaz ha dado un nuevo impulso al control del empleo temporal y en solo un mes la Inspección obligó a hacer fijos en Galicia a 3.658 trabajadores irregularmente contratados como eventuales.

Plan de Choque 2021 de la Inspección de Trabajo en la contratación temporal. // Hugo Barreiro

Como es habitual en los planes de choque de la Inspección de Trabajo, en este de 2021 hay una primera fase de regularización voluntaria para las empresas. Se les envía una notificación con los contratos que tienen en fraude de ley. Fueron en esta ocasión 59.129 comunicaciones remitidas los días 22 y 23 de febrero con un total de 122.528 contratos irregulares, de los que 5.457 estaban en Galicia, según la documentación a la que accedió FARO.

“Desde la recepción de las cartas, los contratos regularizados de manera acumulada hasta el 31 de marzo fueron 78.729”, según el documento del Ministerio de Trabajo y Economía Social y la Dirección del Organismo Estatal de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Se transformaron en indefinidos, por tanto, el 64,2% de los falsos temporales detectados. “No obstante –continúa el informe–, estos datos tienen carácter provisional y se cerrarán una vez elaborado el informe final de la primera fase del plan”. En la segunda etapa ya actúan directamente los inspectores.

Más en Galicia

La tasa de éxito es superior en Galicia, donde se transformaron en fijos el 67% de los contratos notificados. Las más de 3.600 conversiones en un mes superan el global de los años 2013 (3.096), 2014 (3.305) y 2015 (3.597), a la espera de lo que suceda con los otros casi 1.800 contratos comunicados que pasan ahora a formar parte de las actuaciones de los inspectores. En la provincia de Pontevedra se hicieron fijos a 1.228 empleados; otros 1.600 en A Coruña; y 399 en Lugo. Las tres rondan una tasa de éxito del 66%. La más alta es la de Ourense, que alcanza el 71,4%, con 415 conversiones de contratos fraudulentos.

“Todos sabemos que existe una temporalidad insoportable y la precarización por el uso inadecuado de contratos diseñados para un objetivo diferente al de obras y servicios que parecen durar toda la vida –remarca Maica Bouza, secretaria de Emprego de CCOO Galicia–. De ahí que siempre insistamos en reforzar el personal de la Inspección”.  

"Todos sabemos que se precariza por el uso inadecuado de contratos diseñados para un objetivo diferente al de obras y servicios que parecen durar toda la vida"

Maica Bouza - Secretaria de Emprego de CCOO Galicia

decoration

A la cabeza de la regularización voluntaria se sitúan La Rioja (76,5%), Aragón (75,2%) y Castilla-La Mancha (73%). Las tasas más bajas están en Ceuta (48,8%), Andalucía (52,1%) y Melilla (56,6%).

La cifra más alta en 14 años

Los resultados de la primera fase del Plan de Choque 2021 de la Inspección de Trabajo en materia de contratación temporal explican el máximo de los últimos 14 años de conversiones de temporales a fijos registrado en Galicia el pasado mes de marzo. Entre los forzados por la campaña y las transformaciones convencionales, la cifra alcanzó los 5.694, el doble que en febrero y un 81% por encima del mismo mes de 2020. Los contratos indefinidos desde el inicio, 3.485, aumentaron un 26%.

La inmensa mayoría siguen siendo temporales: el 84% de los firmados en marzo y el 87% de trimestre. ¿Cuántos contratos van entre enero y marzo? Pues algo más de 160.000. El mayor descenso en comparación con el primer trimestre del año pasado, un 29%, se da en los eventuales por circunstancias de la producción. Por duración, los temporales de menos de una semana se desplomaron a la mitad y un 20% bajaron los de uno a seis meses, mientras que los que se extienden entre una semana y un mes se incrementaron un 2,6%.

Compartir el artículo

stats