Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El exdirector de Google confía al naval vigués la construcción de un oceanográfico

Imagen de archivo de astilleros de Vigo

Imagen de archivo de astilleros de Vigo Marta G. Brea

Schmidt Ocean Institute es una fundación creada hace once años por un matrimonio de norteamericanos para promover la investigación oceanográfica. Ella, Wendy Schmidt, procedía del departamento de marketing del titán tecnológico Sun Microsistems; él, Eric Schmidt, ha sido uno de los grandes talentos de Silicon Valley: fue consejero delegado y presidente ejecutivo de Google, y presidente de su matriz (Alphabet).

La organización opera el único buque oceanográfico de carácter filantrópico en todo el mundo, que “se pone a disposición de la comunidad científica internacional sin coste alguno”. Se trata del Falkor, construido en 1981 en Peters Schiffbau (Alemania) para realizar tareas de protección pesquera, y que este martes se encontraba al sur de Papúa Nueva Guinea, tras haber partido de Brisbane para cartografiar la Gran Barrera de Coral australiana. Sus días como oceanográfico llegarán pronto a su fin, ya que será reemplazado a principios de 2022. Y por un barco que será íntegramente reformado en Vigo. El exdirectivo de Google ha confiado esta tarea a Construcciones Navales Paulino Freire (Freire Shipyard), según pudo saber FARO.

Wendy Schmidt: Estamos entusiasmados con poder mirar ya de la próxima década en adelante

decoration

El astillero vigués conoce bien la embarcación a la que realizará el refitting, como se denomina en el argot de la industria. Es el Polar Queen, un offshore que la propia atarazana construyó en 2011, por unos 80 millones de euros, para la armadora noruega Rieber Shipping. Será rebautizado como Falkor, como su predecesor, que recibió su nombre por el dragón blanco de la novela La Historia Interminable, Fújur, por la versión anglosajona de la adaptación cinematográfica. “Estamos entusiasmados con poder mirar ya de la próxima década en adelante. Este nuevo barco se basará en el legado del Falkor, continuando y ampliando los notables descubrimientos y la investigación colaborativa”, valoró la responsable de la fundación, Wendy Schmidt.

“Podremos albergar a más científicos, realizar más investigaciones y explorar más de nuestro océano mientras avanzamos en la protección de uno de los recursos naturales más valiosos de nuestro planeta”. Frente a los 83 metros de eslora con los que cuenta su actual oceanográfico, que le permiten albergar a una tripulación de 23 personas, el Polar Queen rebasa los 110 metros (para 120 tripulantes).

El buque inició ayer su travesía hacia Vigo, desde el puerto noruego de Stavanger. El pasado febrero la armadora Rieber Shipping anunció su venta por 22 millones de coronas (2,19 millones de euros, al tipo actual de cambio), aunque no quiso desvelar el comprador. La pasarela de cubierta no ha entrado en la transacción, y la firma nórdica seguirá contando con ella para trabajos offshore. La remodelación se prolongará durante más de seis meses, como constataron a este periódico fuentes conocedoras de las negociaciones, con la consiguiente carga de trabajo inducida en el sector naval. “Se espera que se complete a principios de 2022, cuando se reanudará el programa científico de la organización”, acotó el Schmidt Ocean Institute.

Las innovaciones

Además de los trabajos de reforma para adaptar el buque a su nueva tarea, la fundación instalará a bordo un nuevo sistema de cartografiado, laboratorios científicos de última generación y una sala de control para el robot submarino (ROV, remotely operated vehicle) SuBastian, bautizado como el protagonista de la misma novela de Michael Ende. Este ROV descubrió el año pasado una treintena de especies nuevas en las profundidades del océano. Entre ellas el que se considera el animal más largo jamás observado: un sifonóforo de 46 metros.

En 2018, como publicó FARO, otra cara conocida eligió también un buque construido en Freire para llevar a cabo sus próximas filmaciones. Fue el director James Cameron, creador de películas icónicas como Titanic, Aliens o Terminator. Convirtió el imponente Volstad Surveyor (de 85,3 metros de eslora y 18 de manga) en el Alucia2. La reforma fue asignada a Damen.

El nuevo y el antiguo “Falkor”. El Polar Queen permitirá a Schmidt Ocean Institute una mayor capacidad para la investigación del fondo marino. Instalará a bordo sistemas de cartografiado de última generación, así como laboratorios científicos y una sala de control para el robot submarino SuBastian. El antiguo Falkor cuenta con 83 metros de eslora, por los más de 110 de su sucesor. | FREIRE SHIPYARD

El "Falkor" | Schmidt Ocean Institute

Compartir el artículo

stats