Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los efectos en Galicia de la OPA de MásMóvil sobre el dueño de R

La sede de Telecable en el parque tecnológico de Gijón .

Nuevo movimiento de concentración en el mercado de las telecomunicaciones que afecta a miles de usuarios gallegos de telefonía. La operadora MásMóvil ha lanzado una oferta pública de adquisición (OPA), a través de su filial Kaixo Telecom, sobre el 100% de las acciones de la compañía vasca Euskaltel, la dueña de la operadora gallega R. La operación podría alcanzar un importe de 2.000 millones de euros.

La oferta, de carácter “amistosa y voluntaria”, está condicionada a lograr la aceptación de al menos un 75% del capital y a que obtenga todas las autorizaciones de competencia y regulatorias. No obstante, tiene prácticamente garantizado el éxito al contar con el respaldo pactado del 52,32% del capital social de Euskaltel. Los principales accionistas de la operadora vasca, Zegona Limited (por medio de su matriz, Zegona Communications, la sociedad que era dueña de Telecable y que la integró en Euskaltel), Kutxabank y Alba Europe se han comprometido a aceptarla mediante acuerdos irrevocables alcanzados con MásMóvil.

El papel de los fondos de inversión, principales accionistas en ambas operadoras de telecomunicaciones, ha resultado fundamental. Cinven, KKR y Providence se hicieron con el 100% del capital de MásMóvil tras lanzar una OPA el pasado verano por cerca de 3.000 millones de euros. Por su parte, la británica Zegona, tomó el control de Euskaltel en abril de 2019, y desplazó de la dirección de la operadora a los gestores originarios vascos

MasMóvil ha anunciado que su intención es mantener la marca Euskaltel y la de sus dos filiales, la gallega R y la asturiana Telecable, que había sido adquirida por la operadora vasca en 2017. No obstante, en el acuerdo que ya ha alcanzado MasMóvil con los principales accionistas de Euskaltel sólo se hace mención al mantenimiento de la marca vasca durante al menos cinco años, periodo en el que la sede social y la residencia fiscal estarán en Euskadi. La sede de las filiales R y Telecable fue concretada recientemente en Galicia –aunque se mantenía personal en Asturias– y MasMóvil anunció ayer que seguirá allí.

La oferta pública de adquisición, que fue comunicada ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), arroja un precio de 11,17 euros por acción, lo que supone una prima del 26,8% respecto al precio medio ponderado de las acciones en los últimos seis meses.

De materializarse la oferta, Grupo MásMovil reforzará su posición como cuarto operador en España –después de Telefónica, Vodafone y Orange– y “el de mayor crecimiento del mercado de las telecomunicaciones”, según apuntó la compañía. Asimismo, destacó que Euskaltel es el operador de referencia en el Norte de España, que ofrece un amplio rango de servicios y soluciones a sus 840.000 clientes residenciales y de empresa, y que sus marcas Euskaltel, R y Telecable “llevan más de 25 años en el mercado y son uno de los operadores de referencia en servicios convergentes de telecomunicaciones en sus respectivos territorios”. Además, a través de la marca Virgin telco, Euskaltel había iniciado recientemente su estrategia de expansión nacional.

Las marcas

MásMóvil anunció que mantendrá las marcas Euskaltel, R, Telecable y Virgin –a pesar de que ya cuenta con Yoigo, PepePhone, Llamaya, Lebara, Lycamobile, Hits Mobile y la propia MásMóvil– y el empleo y las sedes sociales en Euskadi y en Galicia. La compañía reiteró además su “fuerte” compromiso con Euskadi, Galicia y Asturias, donde prevé invertir en 5G y fibra óptica, al tiempo que impulsará los planes de crecimiento de la empresa. No obstante, en el acuerdo que ha alcanzado con los principales accionistas de Euskaltel se señala que “se priorizará el despliegue de la red 5G en Euskadi”, sin hacer mención a los otros territorios con fuerte implantación del grupo, como es el caso de Asturias.

MásMóvil destacó que las dos compañías son muy complementarias en activos de infraestructura a nivel geográfico, ya que combinan la focalización regional de Euskaltel con la dinámica de crecimiento en todo el territorio nacional del Grupo MásMóvil.

El consejero delegado del grupo MásMóvil, Meinrad Spenger, apuntó que la operación anunciada “avanza en el crecimiento del sector en España y es buena tanto para los accionistas de Euskaltel y sus empleados como, sobre todo, para sus clientes, ya que van a poder beneficiarse del acceso a nuestra infraestructura de fibra y móvil, así como de un aumento de las inversiones en los territorios en los que opera”.

La suma de MásMóvil junto a Euskaltel dará lugar a un grupo con cerca de 14 millones de líneas, unos ingresos estimados de aproximadamente 2.700 millones de euros, 26 millones de hogares conectados con fibra y más de 1.500 empleados, con fuerte presencia en todo el territorio nacional y, según los responsables de MasMóvil, capaz de afrontar las fuertes inversiones necesarias para seguir compitiendo en el mercado español de las telecomunicaciones.

Subida en bolsa y mantenimiento del empleo

A las 24 horas de hacerse pública la OPA amistosa, las acciones de Euskaltel registraban subidas por encima del 16%. Con esta subida, los títulos de la empresa de telecomunicaciones vasca cotizaban en los primeros compases de la sesión a alrededor de los 11,14 euros, con lo que el precio de los títulos se sitúa prácticamente en paralelo con el valor de la oferta de MásMóvil, que es de 11,17 euros por acción.

La oferta presentada a través de la sociedad Kaixo Telecom, filial de MásMóvil, supone una prima del 26,8% respecto al precio medio ponderado de las acciones de Euskaltel durante los últimos seis meses. Las acciones de Euskaltel habían cerrado el pasado viernes a 9,59 euros, con lo que la oferta pública suponía en ese momento una prima del 16,59% respecto a su última cotización.

Según la agencia Europa Press, a primera hora de este lunes, la empresa vasca ha anunciado la creación de un comité para el seguimiento de la operación con MásMóvil. De materializarse, para lo que tendría que lograr la aceptación de al menos el 75% más una acción del capital y recibir las autorizaciones regulatorias y de competencia necesarias, la intención de MásMóvil es excluir de bolsa a Euskaltel.

El grupo resultante de la operación contaría con cerca de 14 millones de líneas, unos ingresos estimados de aproximadamente 2.700 millones de euros, 26 millones de hogares conectados con fibra, y más de 1.500 empleados. En este sentido, la empresa dirigida por Meinrad Spenger se ha comprometido a mantener el empleo y así como las marcas Euskaltel (País Vasco), R (Galicia), Telecable (Asturias) y Virgin, a nivel nacional. Asimismo, también mantendrá las sedes sociales de las empresas del grupo en País Vasco y Galicia.

Compartir el artículo

stats