El astillero Hijos de J. Barreras ha reconocido hoy que parte de su equipo está trabajando en Santander, en las tareas de finalización del 'Evrima', mientras las instalaciones de Vigo se mantienen paradas.

En un comunicado, la atarazana ha asegurado que "está llevando a cabo negociaciones con varias entidades para ampliar sus líneas de negocio hacia la energía renovable". En concreto, ha afirmado que "está trabajando intensamente" en su expansión hacia el sector eólico, "que además podría generar nuevos puestos de trabajo en Galicia". "HJ Barreras continúa trabajando muy de cerca con reconocidos brokers internacionales del sector, y directamente con potenciales clientes, para la ampliación de su cartera de pedidos a largo plazo".

Además, HJ Barreras iniciará próximamente el desmontaje de los cascos 1710 y 1711, "para dar paso a nuevos trabajos en las gradas".

El astillero ha apuntado que continúa avanzando en sus conversaciones con una serie de agencias gubernamentales "para solucionar sus problemas heredados y así poder continuar con el legado de más de 120 años de historia dentro de la industria naval".

El "Evrima" abandona Barreras y pone rumbo hacia Santander R.V.