Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iberdrola urge la tramitación de las baterías en hidroeléctricas como la de Galicia

El Círculo de Empresarios destaca el reto de aprovechar “más que nunca” los recursos naturales con “el máximo” respeto al entorno

Un momento de las jornadas con la intervención de la CEO de Iberdrola España. |   // PABLO HERNÁNDEZ

Un momento de las jornadas con la intervención de la CEO de Iberdrola España. | // PABLO HERNÁNDEZ

De camino ayer a la inauguración en el Círculo de Empresarios de Galicia de las jornadas sobre la importancia de la transición ecológica para la comunidad, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la concejala de Medio Ambiente, Nuria Rodríguez, hablaron del proyecto para convertir el histórico zoo de A Madroa en “un aula de la naturaleza” libre de animales en cautividad. “No podemos pensar como en el siglo XIX ni el XX”, defiende el regidor, porque en juego está “la diferencia entre vivir o no”. “La transición ecológica es una nueva forma de pensar el planeta y la actividad”, reivindicó Caballero, que, como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), colocó a las ciudades “en el liderazgo” del cambio e hizo un llamamiento a “sumar esfuerzos” para proyectos estratégicos como la fábrica de baterías para el coche eléctrico en la ciudad”.

“No cabe negacionismo ninguno”, coincide Patricia García. La presidenta del Círculo de Empresarios recordó que Galicia “es una potencia en energía eléctrica”, aunque muy dependiente de los combustibles fósiles. “Nos enfrentamos más que nunca a la necesidad de compatibilizar el aprovechamiento de nuestros recursos naturales con el máximo respeto al medio ambiente –añadió–. Y esto es un gran reto”.

Tanto, que para alcanzar los objetivos de potencia en renovables recogidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), España debería sumar una media de 6.000 megavatios (MW) al año hasta 2030, una cifra superior “al mejor año récord”, según Ángeles Santamaría, consejera delegada de Iberdrola en España. Hay interés de los promotores y vocación financiadora de la banca. Lo que falta es “agilizar la tramitación”, especialmente en los proyectos de almacenamiento para “acompasar” la penetración de las fuente limpias en el sistema.

El apoyo del bombeo

“La hidroeléctrica reversible es la tecnología más barata y accesible”, subraya la CEO de Iberdrola España, con un ambicioso plan para convertir su central de Vilariño de Conso (Ourense) en una de las mayores “baterías” eléctricas de Europa: 900 MW de bombeo. “Se necesitan mecanismos de mercado y una tramitación menos larga –reclama Santamaría– pensando en atraer la inversión”.

La compañía líder de renovables en España confirma que en los proyectos presentados a las manifestaciones de interés del Gobierno para los Next Generation hay “muchas iniciativas interesantes para Galicia”, sin esconder su “excelente posición” en eólica marina. Iberdrola adelantó hace unas semanas que la comunidad es una de las ubicaciones que baraja para su primer parque offshore flotante en España. “No es solo una motivación medioambiental, también de reforzamiento de la industria y el empleo del futuro”, señala.

"No es solo una motivación medioambiental, también de reforzamiento de la industria y el empleo del futuro"

Ángeles Santamaría - CEO Iberdrola España

decoration

Con la transición ecológica “cambia la arquitectura de la economía”, según Marcelino Otero, coordinador del Foro de Energía y Medio Ambiente del Círculo de Empresarios de Galicia. “Un tejado pasa de activo inmobiliario –ilustra– a fuente de energía con la fotovoltaica y un factor del desarrollo de los negocios de las empresas”.

Para el sector agropecuario y los particulares, el Instituto Enerxético de Galicia (Inega) cuenta ya con ayudas al autoconsumo y de la Conferencia Sectorial de Energía saldrá una línea específica para la industria, como adelanta Paula Uría, directora xeral de Planificación Enerxética y Recursos Naturais de la Xunta. El polo de transformación con el que Galicia concurre a los fondos europeos prevé movilizar 5.200 millones de euros en cinco años y la creación de 30.000 empleos directos e indirectos. El plan de recuperación impulsado por Bruselas es “una gran oportunidad de transformación”.

La transición de Navantia

Hace más de cinco años que Navantia tuvo que afrontar su propia transición por “la aciclicidad de la demanda enorme y los altibajos brutales” en su actividad tradicional de construcción de barcos de Defensa. La incursión en los componentes de eólica marina del astillero de Fene se saldan, de momento, con siete contratos por valor de 750 millones de euros, 400 empleos “sostenibles” y picos de 1.000 trabajadores. Su director comercial, Javier Herrador, ve “claramente” el lanzamiento futuro de la flotante en Galicia. “Tenemos que apostar –apela– en desarrollo colaborativo”.

De la firma encargada de la explotación de la antigua mina de carbón de As Pontes nació el grupo Acebrón, una pyme capaz de sortear el entierro del yacimiento en 2007 con su metamorfosis en proveedor eólico y una tercera vida tras el apagón renovable de 2010 por la diversificación de mercados y de productos. “Teníamos tres turnos de producción y de repente se apagó la luz”, rememora su CEO, Rebeca Acebrón. Además de fabricante de piezas para los parques, la compañía está presente ahora en nuclear, hidroeléctrica, biomasa e, incluso, el mercado de las antenas.

Un ejemplo de adaptación muy parecido al de Teiga TMI, dedicada a la instalación y montaje. Su plantilla alcanza las 354 personas, con sedes en España, Perú, Portugal, México y Panamá, cuenta su director general, Santiago Romero. Trabajan con Iberdrola en su triple hidroeléctrica del alto Támega y en la nueva ecofábrica de Estrella Galicia y su plan estratégico prevé llegar a una facturación de 30 millones en 2026.

Mesa redonda con empresas gallegas por la transición ecológica. // Pablo Hernández

La internacionalización fue clave para Ecoforest, que, desde Nigrán, alcanza una cuota del 3,5% del mercado europeo de las bombas de calor. Además de liderar el negocio en España y Portugal, Eladio Pérez, su consejero delegado, adelanta el objetivo de expandirse por EEUU y Canadá con una planta propia allí.

Little Cars acaba de ser seleccionada por las autoridades europeas entre 1.000 proyectos para impulsar la reutilización de las baterías del coche eléctrico al final de su vida útil para almacenamiento. El fabricante gallego de vehículos ligeros sostenibles abre una nueva vía de negocio en paralelo a Movelco, su servicio de soluciones integrales de movilidad con el que se han metido “en el mundo taller –cuenta Rubén Blanco, director general–, un sector realmente con el pie cambiado en esta transición”. En esa misma línea avanza Vitrasa. “Cada día que pasa la evolución es más positiva”, asegura el director general, Carlos González, en sus pruebas con buses eléctricos después de conseguir 247 kilómetros de autonomía, “con lo que muchas de nuestras líneas en Vigo podrían hacerse ya así”.

Compartir el artículo

stats