Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los detalles del nuevo ERTE de PSA Vigo

Vehículos de Stellantis en la terminal de Bouzas Marta G. Brea

La dirección del centro de Vigo de Stellantis (antes Grupo PSA) informa esta mañana a los representantes del comité de empresa de los detalles del expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) que la factoría presentará para los próximos meses para adaptarse a los desajustes en el suministro de componentes por la escasez mundial de microchips. Según ha podido saber este periódico, en principio la empresa plantea un ajuste de sesenta días para un total de 3.749 trabajadores, aproximadamente la mitad de la plantilla. 

Los responsables de recursos humanos del centro entregarán la memoria explicativa del ERTE, que llega al recrudecerse los paros por falta de componentes que integran estos semiconductores. 

La intención de la empresa es cerrar el acuerdo antes de Semana Santa

decoration

La intención de la empresa es cerrar un acuerdo antes de Semana Santa

Nuevos paros

Este jueves también está previsto que la factoría viguesa paralice la actividad en los tres turnos del sistema 1 -en el que se montan el Peugeot 2008, el C-Elysée y el Peugeot 301- por problemas de suministro. Esta parada también afectará al taller de baterías, aunque este taller no trabaja sólo para la planta de Vigo, sino que también provee a otras fábricas del grupo.

Fuentes de la empresa recuerdan que los problemas de abastecimiento se derivan de la crisis mundial de semiconductores (microchips), que van integrados en diversos componentes de los vehículos. De hecho, la factoría viguesa ya ha tenido que paralizar su producción varias veces en las últimas semanas.

Crisis mundial

Precisamente la negociación del ERTE fue planteada por parte de la dirección de la planta para afrontar las paradas de producción, dado que "los mecanismos de flexibilidad" con los que cuenta la planta -bolsa de horas y días de adecuación de jornada- "se van a ir agotando".

Sin solución a corto plazo

La dirección de la planta ha advertido de que los problemas de suministro pueden alargarse y no se vislumbra un horizonte claro acerca de cuándo podrá garantizarse el abastecimiento, por lo que ha planteado el ERTE para afrontar la situación.

Compartir el artículo

stats