Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tiempo de espera para el “Evrima”, que ya está en Santander

El "Evrima", a su entrada en la bahía de Santander.

El "Evrima", a su entrada en la bahía de Santander.

La travesía del Evrima culminó más tarde de los esperado, pero ya está en las instalaciones de Astander. El crucero que construye Hijos de J. Barreras y que partió el lunes de Vigo amarró ayer pasadas las 19.00 horas en el muelle del astillero, donde se prevé que amarre hasta final de mes. El motivo no es otro que la imposibilidad de subir el buque al dique seco para iniciar el pintado. La instalación está ocupada hasta final de mes por el ferri Kalliste, que está siendo reformado.

La hora prevista de llegada para el remolcador Hispania eran las 9 de la mañana, pero no fue hasta pasadas las 17.00 horas cuando empezó a entrar en Santander por delante del Palacio de la Magdalena. Tras ser recibido por los barcos portuarios, el Evrima enfiló la ruta hacia el astillero, situado al fondo de la bahía.

El "Evrima" y el remolcador "Hispania" llegando a Astander.

Allí se verá obligado a esperar a que quede libre el dique de 230 metros de largo por 32 de ancho, el único de los dos que tiene Astander en el que entran los 190 metros de eslora del crucero olívico. Para ello, el astillero cántabro de Grupo Astican deberá finalizar “la importante remodelación” del ferri de la naviera francesa La Méridionale.

Según pudo saber FARO, la previsión es que el Kalliste no salga de Astander hasta final de mes, con lo que es previsible que hasta entonces se lleven algunos trabajos a pie de muelle, como en Vigo. El proyecto también se lleva con mucho secretismo en la atarazana santanderina.

La información trasladada desde la dirección de Barreras es que el buque esté aproximadamente un mes en Cantabria para su pintado, labor que por sus dimensiones no se podía hacer en Vigo. Pese a la “tranquilidad” transmitida desde el comité de empresa del astillero, las auxiliares dudan que el Evrima vuelva a Vigo o, al menos, que lo haga tan pronto como apunta la dirección.

El crucero y el remolcador, en el astillero.

Compartir el artículo

stats