Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pili Carrera arranca la liquidación de su inventario en su tienda "outlet" de Mos

Una trabajadora de confección del centro de producción de Pili Carrera en Mos

Pili Carrera sube una marcha en su proceso de liquidación. La firma de moda infantil abre las puertas de su tienda outlet, en la localidad pontevedresa de Mos, donde comercializa, a partir de hoy, las prendas de su inventario con “grandes descuentos”, según anuncia la compañía.

La histórica textil gallega arranca la venta de su stock con una prolífica acogida por parte de sus clientes: “ha ido mucha gente”, avanzan fuentes sindicales a FARO. La firma ha contratado para este proceso a un total de 30 empleados que estaban, hasta la fecha, en un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) parcial. Se trata de la práctica totalidad de empleados que estaban en un ERTE parcial, de una plantilla de 70 personas. Pili Carrera no ha recuperado, sin embargo, a los trabajadores que se encuentran en un ERTE al 100%.

La marca gallega trata de desprenderse de su inventario para saldar deudas. Los empleados se reparten en dos turnos para llevar a cabo las tareas pendientes en el almacén y en el punto de venta de Mos. “El almacén necesita operarios que están etiquetando y ordenando”, explica Leila Piñeiro, asesora de Comisiones Obreras (CCOO). “Hay mucho stock y necesitan a mucho personal”. Hay trabajo que hacer también en la fábrica, concretamente con algunas prendas que tienen que ser lavadas y preparadas para poner a la venta.

Otro equipo de personas se dedica a la parte comercial, es decir, a vender las prendas. La comercialización del inventario llega, no obstante, más tarde de lo esperado, ya que se preveía que este proceso se iniciara a principios de la pasada semana. Aún así, emplea a más trabajadores de lo planificado en un primer momento, una treintena frente a los 6 que desempeñaban labores en el almacén a finales del pasado febrero.

“El outlet está funcionando mañana y tarde. La apreciación de CCOO es que esto está funcionando, que la gente acuda a comprar es un indicador de las posibilidades de futuro de la empresa”, subraya Piñeiro. También encara la venta de stock con descuentos por liquidación el corner que Pili Carrera tiene en El Corte Inglés madrileño de Castellana, que continúa abierto por la rentabilidad de este punto de venta.

Pili Carrera también ha avanzado con los pagos pendientes con los empleados. La pasada semana se saldó la deuda de los salarios que estaban pendientes de cobro correspondientes al pasado mes de enero.

Pili Carrera continúa con su proceso de liquidación, a la espera de que las partes se reúnan, de nuevo, con el administrador concursal. La marca infantil, uno de esos emblemas de la moda gallega que presumió de vestir a la realeza, busca un comprador interesado en dar una nueva vida a la unidad productiva de la firma, asentada en Mos.

El administrador del proceso de liquidación se ha propuesto conceder un plazo de dos meses, a partir de mediados de marzo, para dar con un inversor que ponga en marcha una estrategia que dé continuidad al negocio. El administrador concursal del proceso, Alberto Pombo, que consiguió sacar previamente a la compañía del concurso de acreedores, ha optado por la transmisión de la unidad productiva de Pili Carrera con la intención de preservar la empresa. 

Compartir el artículo

stats