Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las maletas hechas del “Evrima”: la fecha definitiva para dejar Vigo

El crucero “Evrima”, ayer en el varadero de Hijos de J. Barreras   | // L. GRAÑA

El crucero “Evrima”, ayer en el varadero de Hijos de J. Barreras | // L. GRAÑA

El movimiento ayer en Hijos de J. Barreras se concentraba a pie de muelle, con las grúas izando cabos. No había trajín de auxiliares; el vestuario que podía atisbarse desde Beiramar era el de la plantilla del propio astillero, los amarradores de Botamavi y de personal de Boluda. Para las pruebas de estabilidad, que se realizaron el pasado fin de semana, casi la totalidad de las empresas proveedoras ya habían retirado su material de a bordo, para controlar los pesos. Se realizaron los test de pesadas, que consisten en la disposición de bloques de hormigón en los costados para medir el periodo de balance de la nave. Fueron unos ejercicios estimativos, toda vez a la construcción 1705 de la atarazana le faltan aún más de 1.000 toneladas para estar completada. Este examen es un requisito indispensable para salir remolcado a dique seco, porque este es el proceso que centra ahora todas las atenciones de la dirección. Los trabajos se han centrado estos días en preparar al crucero Evrima para salir dirección Santander; no se ha cableado ni amueblado camarotes. Las malas condiciones meteorológicas han impedido que el barco saliese ayer de Vigo.

Era un escenario con el que ya contaban el capitán del crucero y la tripulación del remolcador Hispania, que ayer quedó abarloado en el costado de babor. Meteogalicia había activado la alerta amarilla para las costas de A Coruña y Lugo, hasta las 15 horas, con alerta naranja hasta este domingo. El Evrima tendría que encarar olas de más de cinco metros, de ahí que toda la documentación se haya preparado para este lunes, para cuando el instituto meteorológico prevé una situación de “normalidad” en todo el litoral. El hecho de que el crucero premium navegue al drydock (dique seco) remolcado es un hecho excepcional, ya que los astilleros siempre aprovechan este traslado para realizar las pruebas de mar. Pero el crucero no puede hacerlo. Marina Mercante estipula que cualquier barco ha de ser gobernado desde el puente, pero a día de hoy no todas las consolas están instaladas, y es preciso proceder a su conexión y comprobación.

Barreras prepara al "Evrima" para su primera travesía

Es previsible que auxiliares se trasladen Astander (Grupo Astican) para proseguir los trabajos de construcción a bordo durante el mes que, según la dirección de la compañía, tardará en regresar a Vigo. Ahora bien, varias auxiliares recibieron el encargo de entregar un informe o presupuesto para evaluar a cuánto ascendería el coste de sus trabajos lejos de Barreras, como pudo comprobar FARO documentalmente, para rematar el crucero directamente en otro astillero. Fuentes oficiales de la empresa lo han negado.

Con la salida del Evrima, las instalaciones de la compañía quedarán vacías por primera vez desde la entrega del flotel Reforma Pemex, en septiembre de 2016. El plan de viabilidad de Cruise Yacht, con el que opta a fondos públicos por importe de unos 38 millones de euros –del Estado, a través de la SEPI, y la Xunta– incluye la construcción de dos unidades similares al buque de ultralujo, así como los costes de estructura para el astillero del desguace y sellado de los cruceros de Havila Kystruten.

Compartir el artículo

stats