La dirección de Alu Ibérica (Grupo Riesgo) ha dado órdenes a sus trabajadores de paralizar la producción en la fábrica coruñesa a raíz del operativo policial del pasado jueves, en el que agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional revisaron la planta en busca de pruebas sobre la posible venta irregular de Alcoa a Parter en 2019 y de Parter a Riesgo en 2020, y del supuesto saqueo (“despatrimonialización fraudulenta” ) de Alu Ibérica por parte de su dueño actual (Riesgo). “Estamos aquí mirando para las máquinas”, afirmaba ayer el presidente del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, quien incide en que “hasta el jueves la producción era mínima” pero desde el registro del caso Alcoa, que instruye la Audiencia Nacional, “se dejó de fabricar por completo”. La situación es análoga en Avilés. La empresa rehusó ayer dar explicaciones, a preguntas de este diario.