Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo pilotará las plantas europeas de furgonetas de PSA y Fiat

Vista general de la factoría del Grupo Stellantis en el polígono de Balaídos con la ría de Vigo y las Islas Cíes al fondo

Vista general de la factoría del Grupo Stellantis en el polígono de Balaídos con la ría de Vigo y las Islas Cíes al fondo R. Grobas

El consorcio que lidera Tavares reorganiza su dispositivo industrial tras la integración de FCA y une en un clúster todas sus plantas de furgonetas con Muñoz Codina a los mandos

Vuelco a la organización industrial de PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) en Europa tras completarse la fusión. El nuevo grupo Stellantis comunicó esta semana en interno la creación de cuatro grandes clústeres para agrupar sus plantas en función de la tipología de producto (vehículo) y plataforma y también la segmentación de mercados, uno de los cuales estará liderado por Balaídos. Según ha podido confirmar este periódico, este polo estará especializado en vehículos comerciales ligeros (LCV, en sus siglas en inglés) e integrado por ocho plantas de siete países (España, Portugal, Francia, Italia, Reino Unido, Polonia y Rusia), al frente del cual estará el vigués Juan Antonio Muñoz Codina, que dejará la dirección del centro de Figueruelas (Zaragoza) para asumir esta nueva responsabilidad. Esta reestructuración es efectiva desde el pasado lunes.

Juan Antonio Muñoz Codina e Ignacio Bueno

Hasta ahora, el Grupo PSA organizaba su dispositivo industrial en clústeres o polos regionales. El Clúster Ibérico, ya liderado por Muñoz Codina (y antes por Frédéric Puech y Yann Martin), incluía a las plantas de Vigo, Mangualde (Portugal), Villaverde (Madrid) y Figueruelas, generando sinergias de las que se beneficiaban todos los centros. Y el esquema se repetía en las factorías de Francia, Alemania y Reino Unido. Pero la integración de las fábricas de FCA ha obligado al nuevo grupo –el cuarto mayor fabricante de coches del mundo– a cambiar el mapa y la funcionalidad de estos clústeres, reduciéndolos a cuatro de mayor tamaño: Powertrain (sistema de propulsión: al que están adheridas todas las fábricas de mecánica del gigante automovilístico), Upper Segment (segmento superior), Low and Mid Segment (segmento bajo y medio: aquí se incluyen las plantas de Madrid y Zaragoza, que en estos últimos años participaban en el polo Ibérico con Vigo) y LCV (siglas de light commercial vehicle, vehículos comerciales ligeros, que por peso y experiencia estará liderado por Balaídos).

Loading...

En el Clúster LCV, además de Balaídos, están las plantas de Mangualde (que fabrica los mismos vehículos comerciales que la planta gallega, los K9), Ellesmere Port y Luton (Reino Unido), Hordain (antes SevelNord, en Francia), Sevel Attesa (Italia), Gliwice (Polonia, sin experiencia previa en el segmento) y Kaluga (Rusia). Las ocho factorías emplean a decenas de miles de trabajadores y Vigo es la más importante tanto desde el punto de vista de capacidad de producción como de la experiencia (lleva fabricando derivados de turismo para uso comercial desde su puesta en marcha, en 1958). Y para comandar este nuevo clúster, el grupo que gobierna Carlos Tavares ha elegido a uno de los directivos del grupo que mejor conoce el segmento y el dispositivo industrial de PSA en Europa, el vigués Juan Antonio Muñoz Codina, que según ha podido saber FARO dejará la dirección del centro de Figueruelas para asumir sus nuevas funciones, que podrían llevarlo de nuevo a la sede operativa del grupo en París.

Incluye centros en Reino Unido, Rusia, Portugal, Polonia, Italia y Francia

La distribución de las plantas en los cuatro clústeres se ha realizado en función del peso de la tipología de producto/plataforma industrial y también de la segmentación de mercados, aunque no debería suponer un encasillamiento excluyente de cara a futuros proyectos (desde la llegada de Tavares, la atribución de un nuevo lanzamiento a una planta u otra solo se basa en un único factor: la rentabilidad, por lo que si Vigo continúa siendo competitivo seguirá fabricando coches, con independencia del segmento). La planta de Balaídos está a años luz (en volumen, calidad, etc.) del resto de fábricas del polo LCV y no solo fabrica furgonetas (su portafolio actual incluye monovolúmenes, sedanes y un SUV, tanto térmicos como eléctricos y en unos meses, híbridos). De hecho, el todocamino Peugeot 2008 está cosechando excelentes resultados en todos los mercados europeos (en febrero fue el modelo más vendido en España), lo que permite sostener una línea entera con producción de lunes a domingo y cuatro equipos de trabajo.

Más allá del impacto en la propia organización de las plantas, este cambio supone un nuevo espaldarazo a uno de los ejecutivos más importantes que ha tenido la automoción viguesa. Muñoz Codina ha desempeñado todo tipo de cargos en la multinacional francesa desde los años ochenta, y Tavares siempre ha echado mano del vigués para enderezar el rumbo del grupo.

Compartir el artículo

stats