Solo en redes de distribución y en calidad del servicio, invirtió en Galicia 584 millones entre 2016 y 2020.  | // CEDIDA

Solo en redes de distribución y en calidad del servicio, invirtió en Galicia 584 millones entre 2016 y 2020. | // CEDIDA

Galicia continuará este 2021 en el punto de mira de la estrategia de Naturgy, que a través de su distribuidora de electricidad UFD refuerza su apuesta por las redes eléctricas autonómicas con un 15% más de inversión con respecto al ejercicio anterior, lo que supone el desembolso de un total de 120 millones de euros.

El compromiso de la compañía con la comunidad no ha cesado en los últimos años y es que, desde 2016 y hasta finales de 2020 y solo en redes de distribución y en calidad del servicio, el grupo ha invertido un total de 584 millones de euros.

“Este gran esfuerzo inversor no se podría haber realizado sin la colaboración de las distintas administraciones gallegas”, explican desde Naturgy sobre una apuesta que ha permitido a la compañía situar la calidad del suministro autonómico en valores sustancialmente mejores que los de la media española, tal y como refleja el indicador oficial de este valor.

El TIEPI de UFD en Galicia es de 49 minutos mientras que el de la media de España asciende a los 65 minutos.

Con estos datos en la mano , la distribuidora quiere seguir desarrollando actuaciones e iniciativas para potenciar las infraestructuras de suministro de energía eléctrica y mejorar la red de distribución eléctrica en Galicia, especialmente en zonas rurales y con especial hincapié en la automatización.

Un compromiso que ya en 2019 permitió la puesta en marcha de relevantes actuaciones y mejoras en la red de distribución eléctrica de las cuatro provincias de la comunidad. Destaca en este sentido la renovación de 1.300 metros de línea subterránea de Alta Tensión entre las subestaciones de Sabón y San Marcos en la provincia de A Coruña, mejorando la fiabilidad de la interconexión eléctrica entre ambas instalaciones y la calidad del servicio.

La distribuidora también renovó la línea subterránea de 132 kV entre Cornido y Bazán para mejorar la fiabilidad de la alimentación a la zona industrial de Ferrol y puso en servicio nuevas líneas de Media y Baja Tensión y nuevos centros de transformación en diversas zonas rurales de la provincia.

Además, Naturgy ha finalizado la nueva salida de la subestación eléctrica de Barro, que conecta con la red de media tensión que abastece el entorno del núcleo urbano del municipio, impulsando la calidad y fiabilidad del suministro en esta zona. Asimismo, UFD ha puesto en servicio casi la totalidad de las obras previstas en los planes de actuaciones de O Morrazo y O Salnés y sigue adelante con el plan de robustecimiento de la red eléctrica de la ciudad de Pontevedra.

En Ourense, por su parte, UFD amplió la potencia de la subestación de O Barco para mejorar la fiabilidad del suministro eléctrico en la comarca de Valdeorras. La compañía instaló un nuevo transformador de 30 megavatios de potencia, que garantiza la calidad del servicio en la zona. La distribuidora eléctrica realizó, además, varias actuaciones de mejora de la calidad del suministro eléctrico de varios municipios de la provincia.

Finalmente, entre las obras más destacadas en la provincia de Lugo, sobresalen las obras de mejora de la calidad del servicio en el núcleo urbano de Monforte de Lemos, donde se realizó una nueva línea de Media Tensión desde la subestación eléctrica, se soterró la línea existente y se modernizaron tres centros de transformación en el centro del municipio.

Garantizar el suministro, prioritario

Como mayor distribuidor de electricidad de Galicia, UDF mantuvo desde los inicios de la crisis Covid-19 la prioridad fundamental de garantizar la seguridad del suministro eléctrico. Para ello, activó con inmediatez su protocolo específico de actuación en todas sus infraestructuras críticas. Ha mantenido además los niveles de inversión previos a la pandemia, redoblando la seguridad de sus operarios en campo, para garantizar el servicio, y ha adaptado su forma de trabajar, realizando parte de su labor vía teletrabajo.

Así, la compañía ha seguido prestando todos sus servicios con plena normalidad durante la pandemia de la Covid-19, para mantener la calidad del suministro eléctrico en Galicia, un servicio esencial para la población, además de un elemento tractor para la economía.

En la misma línea, el grupo Naturgy ha lanzado en los últimos meses un amplio paquete de medidas dirigido a garantizar la favorable evolución de la actividad, proteger a los empleados del grupo y ayudar a la sociedad en general y a sus clientes en particular a sobrellevar la situación de incertidumbre y dificultad generada por la pandemia Covid-19. En el marco de este plan y entre otras medidas, ha ofrecido un servicio de reparación de averías eléctricas y de gas sin coste a más 140.000 profesionales gallegos del colectivo de personal sanitario, educativo y de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. La compañía también ha activado el pago al contado a sus proveedores, pymes y autónomos para reforzar la liquidez de este colectivo.