El Instituto de Investigaciones Marinas (IIM) del CSIC en Vigo desarrolló en colaboración con el grupo pesquero Profand un sistema de análisis de riesgos para maximizar las garantías de seguridad y calidad de cefalópodos frente al anisakis y otros parásitos zoonóticos. En este sentido, los científicos constataron que la presencia de anisakis en los cefalópodos comercializados por Profand “es inapreciable”.