El Juzgado Social 1 de Mataró (Barcelona) ha anulado por primera vez en Cataluña el despido a un trabajador dos días después de comunicar que tenía coronavirus, al considerar que “puede equipararse a la enfermedad estigmatizante, es decir, una enfermedad que produce en terceras personas actitudes de rechazo, objeción o miedo”, explicó el Collectiu Ronda en un comunicado. La sentencia, consultada por Europa Press, estima la demanda del colectivo de abogados y declara nulo el despido, fechado el 27 de marzo de 2020, y fuerza a la empresa a readmitir al trabajador.

También deberán abonar al empleado todos los salarios que no ha recibido durante este tiempo, con una suma total de 20.059 euros, a lo que el juez añade 8.883 euros en indemnizaciones. El asalariado, un peón de la construcción, cogió la baja el 25 de marzo y dos días después la empresa le dio de baja de la Seguridad Social “sin comunicación previa”.