Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pulso de titanes del “ecommerce”

Tatiana Riego y Amanda de Diego, fundadoras de la firma Tatiana Riego

Vender por internet es ya, más que una elección, una obligación. Y, por el momento, son dos grupos de comercio electrónico los que se reparten el pastel mundial en lo que se podría tildar de pulso geopolítico por el online: el gigante estadounidense Amazon y el titán chino Alibaba.

La crisis dejó contra las cuerdas y en la obligación de reinventarse a la empresa de Lalín Trajes Tradicionales. Antes de que estallara la burbuja, desde el año 1988, esta empresa de moda era grande: “participábamos en pasarelas internacionales. Estábamos en 27 países y la crisis nos llevó por delante”; explica Alfonso Fernández Guerra, dueño de la compañía.

Unos buenos tiempos, en los que vendían 40.000 prendas al año dieron paso a una reinvención contra las cuerdas. Internet se convirtió en aliado y este diseñador encontró en su tienda online y en los grandes ecommerce un salvoconducto.

En AliExpress, una de las plataformas de comercio electrónico de Alibaba, el empresario cuenta un año vendiendo y este canal supone el 8% de su facturación. Amazon, tras 6 años, concentra el 25% de sus ingresos. El primero se lleva un 8% de comisión por cada venta, el segundo un 15%. Y lo cierto es que la plataforma estadounidense le ha convertido en líder de ventas de boina gallega y en capa española.

A esta compañía especializada en trajes tradicionales, Amazon le ha abierto las puertas a Europa y AliExpress a Portugal, Italia y Francia.

España es el tercer país donde más creció el comercio electrónico en 2020, según un informe de eMarketer. El sector repuntó un 36%, una cifra sólo superada por el 79% de Argentina y el 71% de Singapur. Sin embargo, Galicia se sitúa entre las comunidades con menor penetración de la compra online, sólo un 50%, según el estudio El estado del ecommerce y el retail, realizado por EAE Business School.

La intención está ahí. Al menos, así lo refleja una reciente encuesta realizada por Alibaba que apunta que un 15% de las pequeñas empresas gallegas prevé exportar por primera vez en 2021. El principal motivo: el impacto del coronavirus.

Galicia fue la quinta comunidad en exportaciones en Amazon, con 10 millones y 400 compañías en 2019 | El 15% de las empresas prevé exportar en 2021, según Alibaba

Además, Galicia se sitúa quinta entre las comunidades españolas con más exportaciones a través de Amazon, más de 10 millones de euros entre un total de 400 empresas según los datos de la compañía de Jeff Bezos a cierre de 2019. Desde Alibaba rechazaron proporcionar estos datos.

Y aunque China se articule como un mercado a priori, complicado, la conservera Calvo vende sus productos en el país asiático a través de las plataformas de Alibaba: Tmall y Tmall Supermarket. Fuentes de la empresa explican que esta incursión todavía es reciente, pero refuerzan la importancia que ha adquirido el online y esperan que las ventas en China sigan al alza.

Incluso un imperio como Inditex, acostumbrado a mantenerse ajeno a las plataformas ecommerce, se alió con Tmall para entrar en el mercado chino. Desde verano de 2018, todas las cadenas de Amancio Ortega están presentes en este territorio de la mano de Tmall.

Claves destacadas

1-El balance de empresas en España

Más de 9.000 pymes españolas venden en Amazon y superaron los 450 millones en exportaciones en 2019. 2

2-Modelos de negocio distintos

En Tmall cada empresa tiene su propia tienda flagship. Es como un centro comercial, dice la responsable de Alibaba en España, Alba Ruiz.

3 Los mercados más atractivos

Europa es el principal mercado para las empresas gallegas que no exportan, seguido de Sudamérica y América del Norte.

“Los productos procedentes de Europa, como los gallegos, son muy valorados entre los consumidores chinos”, explica Alba Ruiz, máxima responsable de Alibaba en España.

Una deriva distinta es la de Albo. La conservera, que comercializa a través de Amazon desde hace un año y medio, trató de hacer su entrada también en la plataforma asiática. Pero esta última vía no llevó a buen puerto porque para la conservera es más importante que compren un lote de productos y que se encarguen de comercializarlo. Gestionar las ventas le resulta impensable sin implantar un departamento de ecommerce para ello, explican fuentes de la compañía.

La conservera ha encontrado en Amazon otra vía para vender en el mercado español. A cambio, Albo paga una comisión del 10%, del 6% o del 2% a la plataforma en función del producto.

Amazon muestra un buen comportamiento y “se vende relativamente bastante sin hacer grandes esfuerzos promocionales”, apuntan fuentes de Albo. En contra, mencionan su servicio de atención al cliente que califican de escaso. “Sólo podemos contactarlos una vez por semana y los procesos necesarios para hacer un cambio, son muy burocráticos”, señalan las mismas fuentes.

El modelo de negocio de los dos gigantes difiere. Alba Ruiz responsable de Alibaba en España señala que la intención de su grupo que los clientes se conviertan en su propio Amazon: “proporciona la infraestructura tecnológica y marketing”.

Roberto Domínguez, fundador de Don Disfraz.

“Sabíamos que era un canal de venta que estábamos desaprovechando

Roberto Domínguez - Fundador y gerente de Don Disfraz

decoration

Tras alcanzar el tope de su expansión internacional con su propia tienda online, Don Disfraz, decidió aventurarse en los horizontes de Amazon hace dos años. La empresa afamada por su disfraz de Satisfyer trataba de llegar a al “tipo de cliente de Amazon, que no compra fuera de la plataforma”, explica el fundador, Rodrigo Domínguez.

La ventaja de este ecommerce es poder abrir horizontes en un nuevo mercado, en un día, y sin los grandes hándicaps que plantea gestionar la logística en el extranjero. Amazon representa el 10% de su facturación. De cada venta, se queda con una comisión de 15%, a lo que cabe añadir una cuota de 36 euros que paga la compañía de Ponteareas al mes.

Tatiana Riego y Amanda de Diego, fundadoras de la firma Tatiana Riego.

“Tienes que buscar la manera de llegar lo más lejos posible

Amanda de Diego - Fundadora de Tatiana Riego

decoration

Para la firma Tatiana Riego, el camino en Amazon empezó en plena crisis del coronavirus. Tatiana y Amanda, madre e hija, se encuentran detrás de la firma de complementos vintage que empezó con una tienda online.

Las restricciones de la pandemia llevaron su artesanía al altavoz de Amazon y lo que era un negocio local experimentó un revulsivo. “Entramos como prueba pero la Navidad nos fue muy bien y el periodo de cuarentena nos fue también bien”; explica Amanda de Diego, una de las impulsoras tras la firma.

En el último año contaron 350 pedidos. Por cada pedido, Amazon cobra una comisión del 15%, que ahora ha ascendido al 20%.

Compartir el artículo

stats