Tras el último trámite del pasado jueves para cerrar definitivamente el traspaso de Bankoa a Abanca, la primera entidad financiera gallega se ha dado un sprint para la integración de las sedes y la red de oficinas a su imagen corporativa. Bankoa mantiene su marca en los diferentes soportes físicos y online, aunque en esta nueva etapa refleja en su logotipo su integración en el grupo Abanca.

Un equipo de 64 personas finalizó durante el fin de semana las actuaciones de adaptación de marca en 33 centros de Bankoa, situados en las tres provincias vascas, Navarra, La Rioja y Madrid. Se sustituyeron 400 elementos de marca en diferentes soportes físicos exteriores e interiores, webs corporativas y comerciales y redes sociales. En online estaba previsto hacerlo ayer y hoy en los cajeros.