Abanca incorporó ayer a Bankoa a su grupo tras finalizar el proceso de compra de la entidad vasca a Crédit Agricole, iniciado el pasado julio.

Con este movimiento, Abanca supera los 93.000 millones de euros de volumen de negocio y suma a su red treinta oficinas y tres agencias de empresas, situadas mayoritariamente en el País Vasco.

Además de complementar y aumentar su red en la cornisa norte, Abanca cree que la incorporación de Bankoa refuerza segmentos de negocio “prioritarios” , como empresas y gestión de patrimonios.

Tras recibir luz verde del Banco Central Europeo y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la compra de Bankoa se cerró con la firma de la operación ayer.