Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valver apuesta por crecer en Galicia con una nueva fábrica de 3 millones en Tui

La nueva planta de Valver 
en el polígono de Areas, Tui.

La nueva planta de Valver en el polígono de Areas, Tui.

La proveedora de la automoción Valver apuesta por crecer en Galicia. Tras su expansión a Colombia y al norte luso, la firma especializada en adhesivos industriales para los principales fabricantes del mundo ha decidido “fortalecer el crecimiento estratégico” con unas nuevas instalaciones en Tui. El grupo ha invertido más de tres millones de euros en la compra y modernización de una planta en el polígono de Areas, una operación que supone una mudanza desde la nave de Mos y un aumento de más del doble de capacidad al disponer ahora de algo más de 5.000 metros cuadrados. La planta aglutinará tanto producción como los servicios centrales de Valver, además de aportar la posibilidad de ampliación gracias a los espacios que ofrece el parque empresarial, en pleno crecimiento.

La empresa elabora adhesivos industriales para la automoción, el sector de las motocicletas, para bicicleta, mobiliario urbano o incluso los electrodomésticos. Con la innovación como “principal faro”, Valver fue evolucionando desde su creación en 1986 diversificando procesos y productos hasta hacerse con una cartera de clientes para los que elaboran emblemas, aspectos decorativos, protectores y un sinfín de componentes que en el caso de los vehículos abarcan tanto su exterior como el interior.

Con el objetivo de “ser una empresa líder en la industria de la serigrafía” el grupo fue creciendo en los últimos años con la apertura de una factoría en Medellín (Colombia) con el ánimo de cubrir el mercado americano “a medio plazo” y de otras dos en el norte de Portugal. En Paredes de Coura cuenta con la mayor sala blanca de serigrafía de Europa y en la otra cuenta con procesos como el de embutición, inyección o resina. A las tres, y coincidiendo con el año de su 35 aniversario, se suma la factoría de Tui, en la que trabajan unos 70 de los más de 200 trabajadores que tiene el grupo.

La nueva planta de Valver ejercerá, tal y como hacía la de Mos, como matriz. Allí estarán tanto las oficinas centrales como la dirección industrial, técnica o financiera. Para ayudar a pilotar este “crecimiento estratégico” tanto al dueño de la firma, Carlos Valcarce, como al resto del equipo la empresa ha decidido sumar nuevas piezas a la dirección. “A día de hoy nuestra intención es la de rentabilizar y potenciar las plantas que tenemos”, comentan desde Valver, donde esperan un año de crecimiento tras cerrar 2020 con una caída de ventas de entorno al 15% respecto a 2019 (cuando alcanzó una facturación de 8,9 millones de euros) debido a los efectos de la pandemia del COVID.

Precisamente Valver fue una de las empresas que participaron en la lucha contra el virus durante la primera ola, fase crítica sobre todo por la falta de Epis. En aquella ocasión la firma participó en una plataforma liderada por la patronal del metal Asime para la fabricación de protecciones faciales. Para ello la empresa ofreció sus instalaciones, antes situadas en el polígono industrial Portela, de Mos.

Areas

La apuesta de Valver por el parque comercial de Areas supone una muestra más de la fase de crecimiento de la zona, muy próxima a la frontera con Portugal y que en los últimos años acogió la instalación y ampliación de empresas de Vigo y su área. Este es el caso, por ejemplo, de Utingal o PipeWorks, que se instalaron e invirtieron en sendas expansiones para apuntalar su crecimiento. La firma de automoción se ubica precisamente frente a PipeWorks, empresa especializada en equipos y componentes con tuberías que también tiene presencia en Portugal con PipePT, en este caso en Valença.

Compartir el artículo

stats