El rey animó ayer a los inversores extranjeros, en especial a los de países de fuera de la Unión Europea, a “confiar” en España y aprovechar las “numerosas fortalezas” que ofrece su mercado como plataforma de negocios y de penetración en terceros países. “Es y seguirá siendo un destino preferente”, dijo Felipe VI en la apertura de la XI edición del foro Spain Investors Day, que reúne en Madrid durante dos jornadas a más de 200 inversores de 14 países y 46 empresas cotizadas.