Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La economía gallega reta al virus de la incertidumbre

La economía gallega reta al virus de la incertidumbre

Posiblemente muchos de los motores de la economía de Galicia miren con nostalgia las dudas de hace un año en su enfoque a lo que venía en el viejo 2020. Por aquel entonces merodeaban los posibles efectos de la descarbonización y la transición ecológica, la ralentización en el crecimiento, la difícil situación que atravesaban algunas actividades y empresas en concreto... La pandemia cambia hasta el verdadero significado de la incertidumbre, excepcionalmente profunda, incompatible con hacer cábalas más allá del día siguiente. Nadie era capaz de imaginar en enero del pasado ejercicio lo que está ocurriendo ahora, pero es que también caducaron muy pronto las sucesivas previsiones a corto plazo que se han ido haciendo desde que en marzo estalló la crisis sanitaria.

Y eso, lo que ocurra con la salud pública, es la prioridad en lo social y la principal incógnita para la ecuación económica en este 2021. Galicia aguantó hasta ahora entre los territorios con una menor merma del Producto Interior Bruto (PIB) gracias al mayor peso de la industria en general y la alimentaria en particular y una menor dependencia del turismo. ¿Será suficiente eso para engancharse a la recuperación cuando toque? Como recuerdan muchos de los sectores más representativos de la economía regional, hay problemas estructurales que están ahí de antes y su reinvención es, a la vez, un reto y una oportunidad, teniendo en cuenta el maná de los fondos europeos del Next Generation. No solo está en tela de juicio la supervivencia del tejido productivo en las grandes cifras. Detrás hay empresarios y trabajadores. La comunidad destruyó más de 18.000 empleos el pasado año y todo apunta a una recuperación muy, muy asimétrica entre los sectores destinados a revitalizar el mercado laboral.

“La moda se enfrenta a una transformación de producto y canal”

  • Alberto Rocha

    Secretario general Cointega-Clúster Gallego Textil

“Cuando nos piden un pronóstico, los economistas solemos utilizar como premisa de partida la expresión Ceteris paribus, que viene a significar algo así como “si las demás variables permanecen constantes, una especie de comodín muy útil para la retórica y completamente inútil para predecir el futuro”, asegura Alberto Rocha. Y ese es su pronóstico para el negocio del textil y la moda en 2021. “Igual de catastrófico que 2020”, indica el secretario general de Cointega-Clúster Gallego Textil-Moda, en referencia a la caída del 40% en las ventas. El sector se enfrenta, además, a una transformación parecida a la de los años 20 del siglo pasado, empezando por el producto y la ventaja competitiva de las empresas que sepan anticiparse a las “necesidades latentes”. “No parece que quien pretenda seguir vendiendo ropa con lacitos para niños vaya a mejorar”, advierte. El otro eje será la forma de llegar al cliente. Ni tienda monomarca ni multimarca convencional. “La respuesta parece un híbrido entre multimarca, canal propio y online”, apunta Rocha.

“Toca ordenar y la previsión más optimista es de 170 MW nuevos”

  • Manel Pazo

    Presidente de la Asociación Eólica de Galicia (EGA)

La pandemia provocó un año casi en blanco para el sector eólico en Galicia. A pesar de que no hay otra comunidad con tanta potencia con derecho a conexión –8.200 megavatios (MW) y otros 2.200 en trámite–, solo se instalaron 24 MW de dos repotenciaciones. “Hay bastantes proyectos autorizados, pero pendientes de modificación y dependerá de la ley de reactivación para saber si son sustanciales o no y, por tanto, qué tramitación llevarán”, detalla Manel Pazo, líder de la patronal eólica de Galicia (EGA), que confía en que salga adelante en 2021 “la previsión más optimista, entre 160 y 170 nuevos megavatios” para volver al ritmo aspirado por los promotores “de una media anual de 500 MW”. “Tengo claro –añade– que este año será definitivo para saber cuántos proyectos se pueden hacer”. Ahora, asegura, “toca ordenar” con “la abundante normativa de los últimos meses”. A la vuelta de la esquina, el día 26, viene la primera subasta del nuevo calendario de ampliación del parque de renovables. “Lo fundamental –incide– es tener seguridad jurídica”.

“Se palpa interés por construir y hay movimientos en las licencias”

  • Javier Carballeda

    Gerente de Asociación Constructores Pontevedra

Bajo “la evidente incertidumbre” que también persigue a la construcción, hay un gran motivo en el sector para guardar “cierta esperanza”. “Los fondos europeos son un acicate por su apuesta por la rehabilitación y la eficiencia energética”, recuerda Javier Carballeda, gerente de la Asociación de Constructores de Pontevedra. Eso podría animar la licitación pública y con ella “mucha actividad paralela por el carácter transversal que tiene la construcción”. “Las administraciones saben que es un sector tractor para muchos otros”, asegura, pensando, además, en la colaboración con la madera dentro de la hoja de ruta en Galicia para recuperarla como un elemento estructural en la edificación. Cautos, porque las crisis en la construcción suelen llegar más retrasadas a la comunidad, las empresas del sector ven “mucho interés en construir en la provincia, particularmente en Vigo, donde hay muchas promociones en marcha, y se palpa cierto movimiento en la concesión de licencias y compraventa de solares”. “Cambia el concepto de residencia familiar –apunta Carballeda– y la oferta no es excesiva”.

“Esperamos un crecimiento del 10% en empresas, facturación y empleo”

  • Carme Pampín

    Presidenta de Bioga

La crisis del COVID-19 dio su lugar al sector biotecnológico gallego, donde están las respuestas a los retos socio-sanitarios y medioambientales y “la principal herramienta para impulsar la innovación en sectores clave para Galicia como el agroalimentario y el marino”. “Confiamos en continuar la senda de crecimiento iniciada hace ya cinco años con la nueva Estrategia de Consolidación de la Biotecnología 2021-2005 impulsada por la Xunta a través de Gain”, señala Carme Pampín, presidenta de Bioga, que estima un crecimiento del 10% “en los principales indicadores, como facturación, creación de empresas y empleo” en 2021. Además de los fondos europeos, el sector biotech gallego tiene sus propias palancas de crecimiento con la primera incubadora de alta tecnología para la transferencia a micropymes, el Hub de Innovación Digital DATAlife o el Biopolo, “pieza fundamental para la consolidación de empresas”.

“La fusión PSA-Fiat es una oportunidad para optar a nuevos proyectos”

  • Alberto Cominges

    Gerente de Ceaga

“La cadena de valor de la automoción gallega ha demostrado su enorme competitividad y capacidad para hacer frente a los retos impuestos por la pandemia”, resalta Alberto Cominges, gerente de Ceaga, “reforzando su papel de motor de la economía gallega. Los datos le avalan. Líder de la exportación regional y único polo de la fabricación de coches en España al alza. Ceaga estima que la producción mundial cayó un 17%, hasta las 74,1 millones de unidades, y podría rebotar a más de 84 millones en 2021.

Será un año crucial por la fusión de PSA con Fiat, “que facilitará la entrada del grupo en el mercado americano y una oportunidad para las empresas de componentes de optar a nuevos proyectos”. El sector se postulará al_Next Generation con la transición tecnológica, digital y ecológica en mente para hacer de la fabricación de “productos limpios, inteligentes y sostenibles” un “mecanismo de anclaje duradero en los territorio”. 

“Las ayudas directas deben compensar la aportación del sector”

  • Cesáreo Pardal

    Presidente del Clúster Turismo de Galicia

El turismo es en Galicia “un sector maduro, muy profesionalizado y altamente competitivo” que aporta cerca del 11% del PIB regional. “Desde esa fortaleza hemos podido soportar a duras penas 2020 con una actividad reducida a límites prácticamente testimoniales e insostenibles”, explica el presidente de su clúster, Cesáreo Pardal, resignado a que el Xacobeo traiga “la mitad” de los 6 millones de visitantes previstos en 2021 y aferrado a la “excelente noticia” de la prórroga a 2022. El sector turístico de Galicia pide “un ambicioso plan de rescate” con ayudas directas. “Lo que estamos dejando de ingresar debe ser considerado como lo que es: una aportación social a la lucha contra la enfermedad”, reivindica. “La prioridad de las empresas en este momento es sobrevivir el tiempo que todavía falta para la recuperación”, afirma.

“Las empresas necesitan también una vacuna de solvencia”

  • Margarita Hermo

    Directora Aso. Gallega de la Empresa Familiar

Con la salud de las personas como prioridad, la Asociación Gallega de la Empresa Familiar (AGEF), apela a buscar también “una vacuna para las empresas”. “Van a necesitar medidas adicionales que garanticen la solvencia y permitan ganar competitividad fiscal y burocrática”, reclama su directora, Margarita Hermo. La agilización de trámites es especialmente necesaria en los ERTEs “a todos los sectores y empresas de todos los tamaños”. Galicia, según Hermo, “tiene que ser competitiva”, con “garantías para que las empresas puedan competir con las mismas reglas de juego” que en otras autonomías y atraer así inversión. En eso los fondos europeos son “una oportunidad insólita”. “Las empresas familiares gallegas cuentan con importantes propuestas en digitalización, sostenibilidad, igualdad o economía circular –dice– y es fundamental conocer cuanto antes el procedimiento de solicitud”.

“La industria caduca es el gran reto y la gran oportunidad de Galicia”

  • María Cadaval

    Doctora en Economía - Foro Económico de Galicia

María Cadaval mira 2021 “entre la cautela y la esperanza”. “Si se cumplen las expectativas de un verano casi normal, la recuperación será rápida, pero parece que la vacunación va excesivamente lenta”, indica la doctora en Economía. A la crisis sanitaria se suman en Galicia “todas las amenazas que veníamos arrastrando, especialmente la de la industria caduca y contaminante”. “Hace dos o tres años que se vienen produciendo los cierres y se echa en falta planificación para que, después de 50 años explotando los recursos naturales, las empresas tengan proyectos de relevo aquí y no en otros territorios –enfatiza la miembro del Foro Económico de Galicia–. Es el gran reto y la gran oportunidad de Galicia”. Cadaval cree que hay que “pedir y pedir” fondos europeos al Gobierno central, pero “con proyectos de verdad” que no deberían dejar de lado el potencial de la silver economy en construcción, TIC o alimentación. “No vale quejarse después”, avisa.

“Aunque mejore la crisis sanitaria, el rebote será moderado y desigual”

  • Jorge Cebreiros

    Presidente de la CEP

En el primer semestre del nuevo ejercicio veremos en la economía gallega “el impacto de la tercera ola del COVID-19 y de las cancelaciones en el sector turístico”, cuenta el presiente de la patronal de Pontevedra. Si la situación sanitaria acompaña –“Y parece difícil por cuestiones logísticas alcanzar el 50% de la población vacunada como se pretende”, matiza Jorge Cebreiros–, llegará “un rebote del PIB tremendamente moderado”. “Probablemente de 5 o 6 puntos”, vaticina, con una recuperación “absolutamente asimétrica”. “El largo plazo es ahora el cortísimo plazo y la preocupación de los empresarios es enorme”, lamenta. En los ERTE será tan importante la prórroga como “el tiempo que dura para dar seguridad”; y en liquidez, “el problema ya es de solvencia”. “La renovación de los ICO no es tan automática. Se pueden aumentar plazos y carencia, pero hay que pagarlos”, avisa Cebreiros.

“Cerramos 2020 con una subida de dos dígitos y sigue la tendencia”

  • Juan Vieites

    Secretario general de Anfaco

A favor de la conserva jugó su función de alimento básico en unos momentos de extraordinaria demanda doméstica, pero también la exitosa estrategia de diversificación de productos y mercados de los últimos años. “Hicimos bien los deberes, con mucho esfuerzo por parte de las empresas en un momento tan complicado, pero la exportación aumentó en dos dígitos”, desgrana Juan Vieites, secretario general de Anfaco: “Supimos ver que no hay solo un consumidor, sino muchos, del silver a los millennials, pasando por la generación Z”. El previsible aumento del paro y la pérdida de poder adquisitivo “repercutirá, sin duda, en el consumo”, pero el sector prevé que “la tendencia al alza se mantenga” en su caso porque los principales destinos de la conserva en Europa (Italia, Francia y Portugal) “siguen transmitiendo el mismo nivel de absorción”, al igual que China.

“Pondremos en marcha proyectos tractores de 600 millones de euros”

  • Enrique Mallón

    Secretario general de Asime

Después de cerrar el primer semestre con un descenso del 16% en el empleo y del 22% en la cifra de negocio, el metal gallego constata una “moderación” de las caídas en la segunda parte de 2020. “Con el impulso de la vacuna, confiamos en escenarios más optimistas que nos pueden dejar un crecimiento alrededor del 8% en la facturación para el conjunto 2021”, adelanta Enrique Mallón, secretario general de Asime, que subraya el “enorme esfuerzo” y los “protocolos estrictos y exhaustivos” para mantener la actividad. 

Asime prevé poner en marcha proyectos tractores por valor de 600 millones en 2021. Avisa del “reto sin precedentes” en la automoción por la subida del impuesto de matriculación y reclama una solución “por fin” para Barreras “con el apoyo de administraciones y la movilización de capital público y de inversores”. Lo mismo que pide para la aeronáutica, que fue, “sin duda, la industria más afectada”. El metal confía en avanzar en estos “primeros meses” el nuevo convenio. 

“La aceleración de la digitalización dejará otro año de crecimiento”

  • Antonio Rodríguez del Corral

    Presidente Clúster TIC Galicia

La irrupción del coronavirus fue un shock para las empresas de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en Galicia. En eso no se distinguieron del resto de actividades porque los clientes paralizaron la inversión a la espera de cómo evolucionaba la crisis sanitaria. Pero sí les diferencia lo ocurrido después. “El objetivo de la digitalización estaba ahí antes de la pandemia y se aceleró”, explica Antonio Rodríguez del Corral, presidente del Clúster TIC de Galicia, provocando “un crecimiento de emergencia, no sano”. “Nadie es feliz por crecer en esta situación”, añade Rodríguez del Corral. Más conscientes que nunca del fundamental papel de las TIC, “hay un revulsivo en los contratos y será otro año de crecimiento en negocio y en empleo”. “Seguirá la tendencia”, adelanta el responsable del clúster, que da por hecho que los incentivos serán mayores “a medida que se vayan liberando los fondos de recuperación europeos por la importancia que dan a la digitalización”.

“Hay que reforzar la protección del desempleo porque va a subir”

  • Maica Bouza

    Secretaria de Emprego de CC OO Galicia

Una de las tendencias más preocupantes en el mercado laboral gallego al final de 2020 fue el incremento del paro en todos los sectores. “No solo de los directamente afectados por el COVID-19”, remarca Maica Bouza. “Convivimos con un problema estructural en el sector productivo –continúa– que requiere políticas sectoriales que no se están haciendo, más allá del apuro de última hora con la hostelería al cierre del año”. Hay, según la secretaria de Emprego de CC OO en Galicia, “recursos y capacidad legislativa” para apoyar a actividades “como la industria”. “Y si no lo hacemos ahora, la cosa se complicará”, afirma, con una apuesta por colocar al ámbito sanitario y social y la educación “como punteros en la asistencia y en la creación de empleo”. Bouza da por seguro “un repunte del paro” a lo largo del nuevo ejercicio. “Los contratos temporales se van acabando, la cobertura por desempleo baja y a la vez aumenta el desempleo –detalla–. Necesitamos un refuerzo de los mecanismos de protección”.

“Bajar el IVA del pescado al 4% sería lo mejor para el consumo”

  • Javier Touza

    Presidente de ARVI

“Durante la pandemia pudimos pescar, que no es poco. Hemos estado a la altura”, recalca Javier Touza, presidente de ARVI, satisfecho con mantener el liderazgo del Puerto de Vigo en descarga de pesca fresca y congelada, “prácticamente sin ERTE ni brotes reseñables del coronavirus”. El golpe en el sector Horeca ha sido “elocuente”, tanto como el estirón en la demanda de los hogares. “Particularmente en la compra online, que creció un 11%. Teniendo en cuenta que el gran consumo subió un 32%, tenemos ahí un potencial enorme de crecimiento”, urge Touza. El Brexit marcó el fin de año de la pesca y condiciona el nuevo 2021, aunque “dentro de lo malo, la flota de Vigo, con el rape, la merluza y el gallo, se ha visto menos afectada que otras en el recorte de cuotas”, concluye. Que no haya aranceles es positivo. “Respecto a Malvinas, hay que seguir trabajando”, señala el presidente de ARVI, que en su carta a los Reyes Magos pidió “participar en el fondo para compensar el Brexit, el de adaptación de flotas y una bajada del IVA al 4%”. “Es la mejor forma de incentivar el consumo”, dice.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats