Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El impuesto de matriculación amenaza a un millar de empleos de concesionarios gallegos

Las patronales del auto critican al Gobierno por no corregir el alza de precios de enero con la norma WLTP: “No quieren coches” | Urgen un Plan Renove de 1.000 euros por vehículo

Desde la izquierda: Raúl Palacios, María Helena Antolín, José Vicente de los Mozos y Gerardo López. ANFAC

El próximo 1 de enero entrará en vigor la normativa de emisiones de vehículos WLTP (siglas en inglés para Procedimiento Mundial Armonizado para el Ensayo de Vehículos Ligeros), lo que en España supondrá un alza en los precios de los vehículos de una media de 1.000 euros. El Gobierno, al contrario que hicieron los países vecinos, no movió ficha para intentar adaptar o corregir esta alza a través del impuesto de matriculaciones, lo que ha levantado la ira de las patronales del sector de la automoción. Ayer, las cuatro (Sernauto, Faconauto, Anfac y Ganvam) se reunieron para lanzar una nuevo SOS a la administración, alertando de las dificultades del mercado, con un horizonte de recuperación no antes de 2022, y poniendo sobre la mesa que hay en juego 18.000 empleos de los concesionarios de todo el país. En el caso gallego, la cifra se sitúa entre los 900 y los 1.000. “Hay que proteger el empleo”, señaló el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, que cree que con el alza del impuesto “se está alejando el coche de las rentas medias y bajas en España”.

El sector español del automóvil en pleno se reunió para unir sus voces ante lo que consideran una “dicotomía” por parte del Gobierno. A su juicio, dentro del Ejecutivo existen dos modelos, uno que apuesta por automóviles electrificados, cero emisiones y digitalizados y otro que “no quiere coches”. Entre las principales reclamaciones del sector estaba la de poner en marcha planes “eficaces”. Para Pérez el lanzamiento del Plan Renove cuenta con cantidades que distan “mucho” de lo que el sector había propuesto. “Los 400 euros no han incentivado suficientemente al cliente”, aseguró el responsable de Faconauto, que pidió que los fondos sobrantes del plan de este año se mantengan para el año que viene y que se incrementen los incentivos. Con ello, aspiran a que la subvención para la compra de un coche de combustión se incremente hasta los 1.000 euros por vehículo.

“Los 400 euros no han incentivado suficientemente al cliente”

Gerardo Pérez - Responsable de Faconauto

decoration

Por su parte, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, reivindicó que el sector está comprometido con la descarbonización, pero lamentó que las señales que se envían a los puntos de decisión de las compañías que fabrican en España son “preocupantes”. Por ello, solicitó un modelo “claro” para el sector y “una voz” que lidere dentro del Ejecutivo, ya que a su juicio unos ministerios defienden la descarbonización y la electrificación de la movilidad, mientras que otros “no quieren coches”. Eso sí, en su intervención defendió la labor de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Tanto López como de los Mozos se unieron a los dirigentes de Sernauto y Ganvam para reclamar juntos que la Mesa de la Automoción cumpla su papel de interlocutor “único y eficaz”, liderada por el Ministerio de Maroto y con la participación de los restantes ministerios y administraciones, además del sector y de los agentes sociales.

Unidad

Desde el sector lamentaron que los planes prometidos por el Gobierno no se han puesto en marcha o lo han hecho de forma “ineficiente”, lo que no permite la “imprescindible” recuperación del mercado y de la producción. “Un 5% es el anuncio y un 95% es la implementación”, reivindicaron, tras criticar que esta medida “no es efectiva”, ya que, por ejemplo, en el caso del Plan Moves los fondos en Madrid y Cataluña se agotaron en las primeras semanas, mientras que en otras comunidades todavía sobra dinero.

La presidenta de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), María Helena Antolín, puso el foco en la importancia de la investigación y el desarrollo y de incrementar la competitividad de la industria española frente a otros competidores. Por eso, insistió en la necesidad de una reducción fiscal en el ámbito de la innovación. “La Administración debe favorecer la inversión en i+D+i”, indicó.

También subrayó que el sector está comprometido con la digitalización y la descarbonización, algo en lo que estuvo de acuerdo de acuerdo el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios, que destacó que, a pesar de que las ventas de coches eléctricos son positivas, “hay que verlas con perspectiva”, ya que es necesario triplicar el parque actual de coches ‘cero emisiones’ para cumplir los objetivos. Palacios aseguró que medidas como el Plan Renove y el Moves deberían ser “estructurales”, con continuidad en el tiempo y además “más eficientes”, para no frenar la electrificación. “El reparto de fondos debe ser acorde a la demanda real”, apuntó.

De cara a 2021, el sector espera un mercado de unos 900.000 vehículos, “extremadamente débil”, o que hará “muy complicado” que los fabricantes y los concesionarios se animen a invertir en España.

  • Los coches nuevos subirán en 1.000 euros en enero por la nueva norma de emisiones

    La entrada en vigor de la WLTP obligará a la mayoría de los vehículos a pagar el impuesto de matriculación | La industria urge una reforma fiscal para no dañar aún más el mercado

Las ventas de Vigo repuntan antes de fin de año

Los concesionarios de Vigo están viendo como repuntan las ventas en esta recta final de año ante el alza de los precios a partir del 1 de enero con la WLTP y el impuesto de matriculación. Ayudados por la batería de promociones y “campañas agresivas” lanzadas en las últimas semanas, los centros de venta se muestran en general satisfechos con los datos que lleva diciembre. “Ahora hay una tendencia ligera al alza”, exlicó el gerente de Hyupersa, Seri Sánchez, que opina que las ofertas “están surtiendo efecto”. El gerente de Kia RíasMotor, Daniel Morante, opinó de igual forma. “Se nota que la gente ya cuenta con las bajadas de enero y todas las marcas le dan duro haciendo muy buenas ofertas”, apuntó. Respecto a lo que deparará el inicio del año, también hay unanimidad: cunde el pánico. “El tema del impuesto de matriculación es un golpe de gracia; si ya no se vendían coches luego será menos”, comentó el responsable de PSA Retail en la ciudad, Daniel Martín. A su juicio, los planes lanzados por el Gobierno “no sirven” y duda de que “el mercado y las infraestructuras están en ese momento listos” para el vehículo eléctrico. Jairo Deahora, responsable de ventas de Celtamotor Vigo, vaticinó por su parte que 2021 “no va a ser un año fácil” y que la subida de precios “no va a ayudar en nada”. “Sobre todo al saber que en otros países se ha hecho diferente”, comentó.

Compartir el artículo

stats