Los confinamientos perimetrales y el cierre de la hostelería, entre otras restricciones para frenar los contagios de COVID-19 que afectaron a la mayor parte de Galicia en noviembre, lastran los últimos datos mensuales de empleo. La comunidad gallega anotó 6.165 parados más respecto a octubre, un 3,40% de incremento, frente al 0,66% de repunte medio en España, un dato que deja en 187.472 los desempleados en Galicia. Son 21.813 más de los que había hace un año (+13,17%).

Según los datos facilitados ayer por los ministerios de Trabajo y de Inclusión y Seguridad Social, por provincias, el mayor incremento mensual del desempleo en Galicia se produjo en Lugo, con un 4,03%, 727 parados más hasta llegar a los 18.786 (con todo, la cifra total más baja). Le sigue Pontevedra, que suma 2.494 parados más (+3,61%), lo que sitúa el número total de desempleados en 71.559. En A Coruña se registraron 2.348 demandantes de empleo más (+3,19) hasta los 76.063 (la cifra más alta). Por su parte, Ourense incrementó el desempleo un 2,91%, 596 parados más, hasta contabilizar 21.064.

Por sectores, el mayor paro registrado en Galicia se concentra en los servicios, con 130.498 desempleados (4.609 más que en octubre), seguido a gran distancia de la industria, con 19.687 (639 más); la construcción, 13.733 (276 más), y la agricultura 7.054 (382 más). Otros 16.500 (259 más) corresponden al número total de parados que en noviembre no tenía empleo anterior.

Además, la mayoría de personas desempleadas en la comunidad son mujeres, 107.188 (2.922 más), frente a 80.364 hombres (3.323 más). Por tramos de edad, hay 10.548 desempleados menores de 25 (640 más) y 176.924 de otras edades.

A la vista de estos datos, los principales sindicatos en Galicia lamentaron ayer que el 25% de los nuevos desempleados registrados en España el mes pasado es gallego.

Así lo destaca en un comunicado Comisiones Obreras, un sindicato que reclama medidas para el mantenimiento del empleo ante la crisis sanitaria. Su secretaria de empleo en Galicia, Maica Bouza, reclama un “plan de reconstrucción” destinado a amortiguar el impacto de la pandemia y que permita “transformar y modernizar” el tejido productivo.

También el sindicato CIG destaca que “cerca del 25% de las nuevas personas desempleadas en el Estado español en noviembre están en Galicia”, lo que la convierte en la “primera comunidad en que más aumentó el desempleo en términos absolutos”.

El secretario confederal de Emprego de CIG, Fran Cartelle, considera que esa evolución del empleo es “nefasta” y advierte de que hay “187.472 personas desempleadas con nombre y apellidos” en Galicia, de las que, además, “el 45% no tienen acceso a una prestación contributiva”.

El sindicato UGT, por su parte, alerta contra una campaña de contrataciones para las festividades navideñas “basada en la precariedad” del empleo. Apunta que en ese “período, importantísimo social y económicamente, es necesario preservar la salud con el máximo posible de medidas disponibles para evitar un deterioro mayor de la economía y del empleo” y destaca que “si no se controla la pandemia no habrá recuperación” de la economía.

Por su parte, la Xunta reivindica que Galicia es la tercera comunidad con menor subida del paro en términos interanuales. La directora xeral de Formación e Colocación, Zeltia Lado, destacó ayer que el ritmo de subida del paro en Galicia en los últimos doce meses (13,17%) es “más de siete puntos inferior al del Estado”.

El Gobierno gallego resalta que la comunidad cuenta con 4.157 parados menos que al inicio de la pandemia y reivindica la utilidad de los presupuestos de Emprego e Igualdade en la lucha contra el COVID para “construir la mejor Galicia posible, con más oportunidades laborales”.

Del lado de las afiliaciones, Galicia se mantiene por encima del millón, con 1.003.586 cotizantes a 30 de noviembre. Son 2.134 trabajadores en activo menos que a finales de octubre, lo que supone una caída mensual del 0,21%. La evolución interanual también es negativa: -1,34%. En noviembre de 2019 había 13.706 personas más dadas de alta en la Seguridad Social en Galicia.

La merma del empleo en la comunidad contrasta con la creación de puestos de trabajo en el conjunto del país, que sumó 31.638 afiliados. A cierre de noviembre, había 746.900 personas en ERTE en España, 26.918 en Galicia.

Baiona (7,8%) y Redondela (5%) lideran la subida del paro en la comarca viguesa

El desempleo en la comarca de Vigo volvió a crecer el pasado noviembre por debajo de la media regional. El mes cerró con 33.013 parados, un 3,1% más (1.009 personas) que en octubre, según los datos de la Consellería de Emprego e Igualdade. El ascenso fue especialmente intenso en el sector primario, un 5,5% (32 nuevos desempleados). El sector servicios, arrastrado por los cierres decretados a principios de mes para contener la segunda ola del coronavirus, sumó 780 personas a la espera de una oportunidad laboral, lo que supone un incremento del 3,4%. En construcción el número de parados creció en 55 (2,9%) y en 104 en industria (2,8%), mientras que en el colectivo sin empleo anterior fueron 38 (1,4%). A la cabeza del alza del desempleo en la comarca se situó Baiona, donde subió un 7,8%, seguida de Redondela (5,1%), Fornelos de Montes (4,9%), Pazos de Borbén (4,6%) y Gondomar (4,1%). La única localidad con bajada del paro fue Mos (0,9% menos). En la ciudad de Vigo aumentó un 3,1% (720).