Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

iván Alonso-Jáudenes | Nuevo presidente de Anfaco-Cecopesca

“Un arancel del 24% al atún por el Brexit supondría perder el mercado británico”

“En caso de aplicarse, es un duro golpe que expulsaría a la conserva española”

El presidente de Anfaco, Iván Alonso-Jáudenes

El presidente de Anfaco, Iván Alonso-Jáudenes

Iván Alonso-Jáudenes coge las riendas de Anfaco con la experiencia personal y familiar que aporta formar parte de la quinta generación ya de Conservas Antonio Alonso. Y lo hace en un contexto económico marcado por la crisis del coronavirus –que, todo hay que decirlo, le ha venido bien a la industria conservera, que ha disparado sus exportaciones aunque se teme por una caída del consumo para el próximo año si se extiende– y el Brexit, que amenaza con expulsar al sector del mercado británico si finalmente se aplica un arancel del 24% para la conserva de atún: “Sería un duro golpe”, reconoce. Alonso-Jáudenes analiza para FARO la situación actual de este sector clave para la economía gallega y española.

FICHA PERSONAL
Iván Alonso-Jáudenes lleva el mundo del mar en las venas. Forma parte de la quinta generación de Conservas Antonio Alonso, fundada en 1873 y cuya marca principal es Palacio de Oriente. Inició su carrera en la empresa en 1999 en la dirección de compras; más adelante pasó a operaciones y actualmente es el director general de la compañía. Sustituye a Mané Calvo como presidente de Anfaco.

–Conservas Antonio Alonso es “la empresa del sector en activo más antigua de España”. Parece un ejemplo de resiliencia que viene muy bien para estos tiempos de COVID, ¿no?

–La resiliencia es la capacidad de afrontar y sobreponerse a la adversidad; cualquier empresario es perfectamente conocedor de que esto es la realidad diaria pero, además de resiliencia, creo que es imprescindible la adaptación al cambio lo que realmente sustenta las empresas centenarias y todo ello con grandes dosis de esfuerzo, constancia y motivación. Además de estos valores tradicionales, que por supuesto siguen plenamente vigentes en tiempos del COVID, la digitalización es ya una realidad y debemos acogerla con interés a fin de encontrar un equilibrio que permita aumentar nuestra competitividad.

–Inicia su mandato en plena segunda ola, ¿cuál será su principal objetivo a corto plazo?

–Quizás el término “ola” debiera ser sustituido por “tsunami” pues las consecuencias del coronavirus están siendo de tal magnitud sobre la economía, con impactos en el PIB español que superan el 10%, que está afectando a miles y miles de personas. Por tanto, el principal objetivo a corto plazo es resistir, mantener la actividad empresarial con todas las garantías, a fin de sostener el empleo y de proveer a la ciudadanía de alimentos nutritivos y de calidad. Paralelamente, como sector debemos aprovechar la incertidumbre para generar nuevos proyectos, aprovechar los fondos Next Generation EU y demostrar por qué la conserva gallega es una referencia líder internacional. Tal y como hicieron nuestros antepasados en crisis similares, es momento de descubrir oportunidades y cooperar para salir reforzados. En este sentido, creo en el papel que desarrolla Anfaco-Cecopesca como organización aglutinadora y como elemento tractor de dicho crecimiento y ser su presidente supone una enorme responsabilidad.

–La conserva ha sido un producto estrella en esta pandemia, ¿se prevé un bajón una vez se supere la enfermedad? ¿Qué harán para intentar mantener el crecimiento logrado?

–No soy partidario del término “estrella” y pienso que debemos reenfocar el mensaje. Las ventas se han incrementado durante los meses de confinamiento debido a la seguridad que aportan las conservas de pescados y mariscos, pero ello no implica que esta sea una tónica futura o que dichas ventas hayan supuesto una consolidación económica para las empresas. Hemos tenido que invertir en medidas de distanciamiento y prevención, incrementar los costes asociados y reforzar los controles, por tanto todavía es pronto para pensar que la conserva se ha convertido en un protagonista en esta pandemia. Además, precisamente por su carácter no perecedero, una vez que se ha hecho acopio doméstico de conserva, la pregunta debe ser ¿cuándo se volverá a comprar?, y todo ello, sin olvidarnos del impacto que el COVID está teniendo sobre la economía y el empleo, que podría lastrar el consumo y encontrarnos con un primer cuatrimestre de 2021 de gran incertidumbre. Debemos ser cautos y remarcar los principios de trabajo y humildad que son los que guían a este sector desde hace décadas.

–Ahora que el sector vive esta época boyante, ¿está siendo complicado encontrar mano de obra?

–Reitero mi desacuerdo con posiciones triunfalistas ya que lo que conseguimos fue evitar una paralización de actividad. Respecto a la mano de obra, existe un cierto consenso en la necesaria renovación generacional, así como en reinventarnos para retener el talento y hacer atractivo el sector a todos los jóvenes y mostrarles que hay futuro ligado a los productos del mar.

“El impacto del COVID en la economía y el empleo podría lastrar el consumo y encontrarnos con un primer cuatrimestre de 2021 de gran incertidumbre”

decoration

–¿Se prevén inversiones importantes en el sector a corto-medio plazo?

–No tengo los datos agregados pero me atrevería a decir que sí existirán inversiones. Básicamente, en épocas de crisis los empresarios sacamos nuestro mayor coraje y, como he dicho, promovemos proyectos como salida novedosa a los retos. Además, si conseguimos un macroproyecto tractor, se estimularían las inversiones, generando un notable crecimiento ligado a la digitalización y a la transición ecológica. Desde aquí hago un llamamiento a que la opinión pública apoye un macroproyecto ligado al complejo mar-industria. Lo necesita el sector y lo necesita Galicia.

–La resolución del Brexit sigue en el aire y el sector se juega mucho. ¿Qué solución podrían encontrar si finalmente se aplican los aranceles?

–Creo que muchas personas se verán afectadas por esta decisión y verán perjudicada su situación económica y administrativa, ya solo por eso nos debería suponer una profunda preocupación. Para la conserva de pescado y marisco el Reino Unido supone el 5.º mercado de exportación, además de una importante fuente de aprovisionamiento de materia prima. La imposición de aranceles, sumado a los acuerdos que Reino Unido ha formalizado con países competidores, claramente supone un duro golpe que expulsaría a la conserva española del mercado en caso de aplicarse aranceles. Un 24% para la conserva de atún significa perder el mercado de Reino Unido.

–¿Qué otros mercados podrían sustituir (si es que no ha pasado ya) al británico?

–En Europa todavía existe cierto potencial de crecimiento en Países Bajos o Alemania, entre otros. Otro gran mercado es Estados Unidos, que esperamos pueda volver a normalizarse con la llegada del nuevo presidente y ahondar en nuestras relaciones comerciales allí. Debemos buscar la eliminación de aranceles y alcanzar acuerdos, pues tenemos capacidad competitiva para aumentar nuestra promoción con el eje americano. De igual forma, MERCOSUR está en la hoja de ruta de la Comisión Europea, lo cual también abriría nuevas oportunidades comerciales.

“Apuesto por un macroproyecto tractor para el complejo mar-industria”

decoration

–La Xunta ha ido anunciando los diferentes planes sectoriales para los fondos Next Generation de la UE: textil, madera, auto, energía… ¿Habrá un gran proyecto relacionado con la potente industria conservera?

–Desde Anfaco-Cecopesca apostamos por un macroproyecto tractor que aglutine a todo el complejo mar-industria y en ello estamos trabajando desde hace semanas. En el siglo XXI, la unión es el único camino para obtener nuestros objetivos y este sector tiene capacidad, sobradamente demostrada, para alcanzar mejores posicionamientos si se abordan en su conjunto. Deberemos presentar una manifestación de interés y reclamar lo que es justo pues este sector es un elemento cohesionador imprescindible para las zonas costeras y sus poblaciones.

–¿Qué espera conseguir durante su mandato?

–Un presidente es recordado no solo por lo que consigue sino por los valores que su recuerdo genera. En ese sentido me gustaría invocar al diálogo constructivo, al consenso y ser ejemplo de adaptación a los cambios del entorno. Es un orgullo presidir Anfaco-Cecopesca y precisamente me encantaría conseguir lo que promulgamos durante el confinamiento: unidos para conservar lo que más importa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats