El Banco de España atribuye la elevada tasa de paro de los universitarios españoles en comparación con sus homólogos de la zona euro a la menor calidad de la educación superior en España, entre otros factores, según afirma en un artículo en el que compara la situación laboral de los licenciados. La tasa de paro de los universitarios españoles de entre 30 y 34 años fue en 2018 casi el doble que la de sus homólogos europeos (9,8% frente a 5,8%).