El Banco Central Europeo advierte de que parar los apoyos económicos públicos de forma abrupta, sobre todo las prestaciones al trabajo a jornada reducida y moratorias de pagos, podría llevar al precipicio los ingresos de los hogares y empresas y crear efectos colaterales en la economía en 2021. También se reduciría el apoyo al producto interior bruto (PIB) a las cinco mayores economías de la zona del euro en una media del 2% del PIB real.