El sector aéreo, uno de las más golpeados por la pandemia, perderá este año 99.500 millones de euros y también cerrará 2021 en números rojos, aunque menores y con un último trimestre de beneficios, según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo. En su informe para 2021, prevé que las pérdidas se reducirán a 32.000 millones en 2021, aunque este freno está condicionado a factores como la reapertura de fronteras o la distribución de vacunas.