El vicepresidente económico y conselleiro de Industria, Francisco Conde, se ofreció ayer de nuevo al naval gallego para “concretar una agenda común” con la que el sector pueda captar fondos europeos. De momento, la industria holandesa ya ha trazado la suya, y solicitará 250 millones a Bruselas –para movilizar otros 750 de carácter privado– para la modernización de flota y construcción de buques de cero emisiones. Asimismo, Conde se ha ofrecido al sector para “reclamar conjuntamente igualdad de criterios” en la distribución de ayudas que se están concediendo en toda Europa, como desveló FARO, y que superan los 650 millones.

El conselleiro participó ayer en la asamblea de la patronal metalúrgica Asime, en la que apeló al diálogo entre la Administración y los distintos agentes para promover la recuperación económica, para la que ha abogado por potenciar la colaboración público-privada. Resaltó además la necesidad de potenciar la innovación y la internacionalización de los sectores estratégicos de la comunidad, ya que se verán impulsadas con los fondos europeos Next Generation. El secretario general de Asime, Enrique Mallón, anticipó de hecho que en las próximas semanas presentarán un "bloque de proyectos" vinculados a las energías renovables, la potenciación del talento o la creación de nuevas empresas, en línea con las demandas de la UE. Asime ha sumado seis nuevas empresas asociadas, con lo que la organización supera ya las 600.