Sin sorpresa final. Salvo que uno de ellos se retire de la carrera antes de las elecciones del 24 de noviembre, serán dos los aspirantes a ocupar la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG): el vigués Pedro Rey Vera y el ourensano José Manuel Díaz Barreiros. El periodo para formular candidaturas se cerró a las 12 del mediodía sin que, según fuentes próximas a la organización, se hubiesen presentado un tercer postor. La patronal gallega lleva sin presidente desde la dimisión de Antón Arias-Díaz Eimil, hombre de confianza del coruñés Antonio Fontenla, hace casi tres años.

Pedro Rey Vera cuenta con el aval unánime de la confederación de Pontevedra, aunque su candidatura no se ha formulado a propuesta de la CEP, sino a título individual. En todo caso los treinta vocales pontevedreses tendrán libertad de voto el día de la asamblea electoral. Además, el comité ejecutivo aprobó ayer este respaldo a Rey Vera con dos condiciones: que no se presentara ningún candidato más por la provincia y que este aval sería retirado en caso de aparecer un candidato de consenso.

Díaz Barreiros, según apuntan fuentes próximas a la junta directiva, concurre con las “simpatías” de las patronales de Ourense, A Coruña y Lugo, aunque las dos últimas no lo han explicitado públicamente. De ser así, Rey Vera no tendría ninguna opción. La asamblea de la CEG está compuesta por 178 vocales, y esta triple entente tendría mayoría.