Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi una veintena de firmas de Uninaval ultiman sus demandas contra Barreras

“La mayoría” las presentarán el próximo día 15 por el proyecto Havila, Armas y el “Evrima” | Mallón reclama “una solución” al astillero

Las auxiliares agrupadas en Uninaval ultiman la presentación de demandas por los impagos del astillero vigués Hijos de J. Barreras con la fecha del 15 de noviembre en el horizonte. Según explicó ayer el secretario general de Asime, Enrique Mallón, las demandas de 18 firmas hacen referencia a los tres proyectos en los que trabajaba la atarazana cuando entró en crisis: los cruceros de la noruega Havila Kystruten, el ferri para Naviera Armas y el Evrima, el crucero todavía en construcción para The Ritz-Carlton Yacht Collection (marca comercial de los dueños del astillero, Cruise Yacht Upper Holdco).

Como adelantó FARO, algunas de las firmas ya presentaron las demandas por el malogrado proyecto Havila e incluso llegaron a retirar operarios (300 según la CIG). Ahora son 18 auxiliares las que están ultimando sus reclamaciones. Según Mallón, “a nadie le apetece” presentar estas demandas, pero las empresas, a las que se les adeuda unos 20 millones de euros, “se ven obligadas porque necesitan cobrar o al menos garantías de cobro”.

Desde Asime se reclamó al astillero y a la banca “una solución” para salvar esta “situación delicada y desagradable”, algo “muy posible” de encontrar, según explicó.

Pese a que la última reunión entre el presidente ejecutivo de Barreras, Douglas Prothero, y el sector fue suspendida, Mallón valoró el “diálogo constante” que muestra la dirección de la empresa, lo que facilitó “cierto éxito” con el pago del 50% de la deuda en el pasado. Por ello, y pese a las demandas o la retirada de trabajadores, el secretario general de la patronal del metal lanzó un “mensaje de confianza y optimismo”.

Precisamente ayer se esperaba una nueva comunicación por parte de Prothero para las auxiliares, esta vez en formato escrito en lugar de la asamblea telemática a la que se había acostumbrado el sector. Al cierre de esta edición todavía no había llegado el documento a las empresas ni había trascendido el posible contenido del mismo.

Compartir el artículo

stats