El Grupo PSA ha vendido por 308 millones de euros unos 9,66 millones de acciones del fabricante de componentes de vehículos Faurecia, lo que supone cerca de un 7% del capital social de la compañía. Tal como ha anunciado el consorcio automovilístico francés, la venta se ha llevado a cabo bajo una colocación institucional privada y los ingresos obtenidos se repartirán entre los nuevos accionistas del grupo Stellantis, que nacerá tras la fusión de PSA con Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

De esta manera, PSA pasa a poseer cerca de un 39% de Faurecia, en comparación con el 46% de la empresa que disponía hasta ahora. La firma espera que la liquidación de la operación se haga efectiva el próximo 2 de noviembre. Todo ello después de que este miércoles los consejos de administración de PSA y FCA diesen luz verde a nuevas modificaciones en el acuerdo de fusión entre ambas, entre los que se destacaba que se podría vender hasta un 7% de Faurecia antes de que se complete la operación de combinación entre las dos multinacionales.

PSA y FCA explicaron que esta decisión respecto al fabricante de componentes para automóviles tiene el objetivo de facilitar la aprobación de la operación de fusión por parte de las autoridades regulatorias correspondientes. El acuerdo firmado por los dos consorcios automovilísticos contemplaba que la participación del 46% que mantiene el Grupo PSA en Faurecia se repartiría entre todos los accionistas del nuevo grupo una vez sea aprobado por parte el consejo de administración de Stellantis.