Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prothero sugiere alianzas entre astilleros de Vigo para maximizar las opciones de pedidos

La industria urge un cambio de mentalidad y productivo para competir con la amenaza del naval “low cost” | Apela a los fondos Covid, como Alemania y Holanda, para reinventarse

Douglas Prothero participó en la primera ponencia a través de videollamada. |   // MARTA G. BREA

Douglas Prothero participó en la primera ponencia a través de videollamada. | // MARTA G. BREA

A cierre del primer semestre el naval gallego contaba con 23 buques en la cartera de pedidos, con una ratio de actividad inédita en casi una década. En muchos casos –como los siete buques para Nueva Pescanova–, con contratos disputados entre los propios astilleros de las rías de Vigo y Pontevedra. Un proceder más minifundista que colaborativo que ha llamado la atención de un recién llegado a la industria, el canadiense Douglas Prothero. Naviero y recién encumbrado como presidente ejecutivo de la mayor atarazana privada de España, Hijos de J. Barreras, el directivo emplazó ayer al sector a plantearse un cambio abrupto de planteamiento en la búsqueda de contratos y las cadenas de producción. Alianzas, sugirió, para maximizar la capacidad de contratación de un naval que, como el grueso de las actividades, encara con el Covid un escenario incierto. “Apuesto por un escenario más colaborativo para poder conseguir contratos apropiados, con planes apropiados y con la ejecución apropiada. Y con eso conseguiremos, con toda seguridad, una industria sostenible”, enfatizó durante las jornadas Maritime Trends, organizadas por Asime. “Los barcos van a seguir construyéndose, aquí o en cualquier parte del mundo. Galicia, sin duda, puede captar más negocio”, agregó.

Los astilleros gallegos han elevado al máximo su especialización, también en nichos de mercado en los que ahora también se han introducido industrias low cost o subvencionadas, como la turca, de Rusia o las asiáticas, con buques como oceanográficos, offshore o cruceros. A juicio de Prothero, esa colaboración es el camino para que la construcción naval crezca en Galicia y propicie la fidelización de los clientes. Eso sí, con “inversiones que hacer” tanto en los propios astilleros como en formación, para lo que apeló al apoyo de Xunta y Gobierno central. En una de sus intervenciones –participó por videoconferencia– instó a la industria a un “cambio de mentalidad”, precisamente respecto a una cuestión que acabaría por precipitar su nombramiento como presidente de Barreras. Se refirió a la necesidad de “proporcionar seguridad” a los clientes, cumpliendo presupuestos. El buque Evrima, de la naviera que él dirige (Cruise Yacht Upper Holdco, que utiliza The Ritz-Carlton Yacht Collection como marca comercial) partió de inicio con un coste de 240 millones de dólares. Los continuos cambios en el proyecto, en gran medida solicitados por la armadora, además de los errores de planificación, han disparado la inversión hasta los 321,5 millones de euros.

La jornada estuvo marcada por una llamada constante a la digitalización y la mejora de la formación. La ingeniera naval María Taboada, de la británica Babcock International Group, fue ilustrativa. “Aquí hay programas de formación, con aprendices, en colaboración con la universidad. De este modo tienes gente formada exactamente para lo que necesitas. Es lo que debería exportarse a España”. Los ponentes apelaron también a los fondos europeos Covid para encarar el impacto de la pandemia, al igual que han hecho Alemania u Holanda con sus astilleros, como ha publicado FARO. “Es cuestión de tiempo que estos astilleros –en referencia a los países del Este– estén a nuestra altura, debemos dar un paso más, ser más competitivos y optimizar los procesos”. El conselleiro de Economía, Francisco Conde, hizo referencia de hecho a las informaciones publicadas por este periódico –en lo que va de año, Berlín y Ámsterdam han inyectado más de 620 millones de euros en su sector naval– para reclamar una mayor implicación del Gobierno central.

Caballero avanza un frente común para captar dinero de la UE

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, anunció ayer que impulsará un frente común con empresas del sector naval de la ciudad para presentar proyectos y optar a ayudas del fondo de recuperación económica de 72.000 millones de euros que la UE entregará a España. El regidor olívico, que participó en la inauguración de las jornadas Maritime Trends, subrayó que “es imprescindible” que “el conjunto del naval vigués” presente un proyecto para optar a esos fondos y acometer la modernización de los astilleros, empresas auxiliares, etc., e incrementar su competitividad. Holanda y Alemania han inyectado ya fondos Covid aprobados por Bruselas a empresas del naval, como publicó FARO. Según incidió Caballero, parte de esos 72.000 millones de euros irán destinado a la mejora del sector industrial y por ello, avanzó, contactará con todos los astilleros de la ciudad, empresas auxiliares, patronal y sindicatos “para estudiar un planteamiento conjunto de mejora colectiva, engarzado en esos fondos para industria”. “Tenemos que aprovechar esta ocasión”, zanjó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats