Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La energía gallega, más verde que nunca

La producción hidroeléctrica aumenta un 42% y un 20,7% la eólica | Es la segunda comunidad de España con más generación verde | La demanda ha caído más de un 7% por la pandemia

Parque eólico en el Monte Faro. // Bernabé / Javier Lalín

Parque eólico en el Monte Faro. // Bernabé / Javier Lalín

El Brexit y los nuevos objetivos de reducción de los gases de efecto invernadero marcan la agenda de la cumbre de dos días de jefes de Estado y de Gobierno que arrancó ayer en Bruselas. Y no está claro cuál de los dos asuntos es más peliagudo. En el caso de las nuevas reglas comerciales con el Reino Unido, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, remarca la voluntad de acuerdo "pero no a cualquier precio". Las diferencias respecto a la lucha contra el cambio climático son internas ante el esfuerzo que implica pasar del actual objetivo de una reducción en 2030 del 40% en comparación con las emisiones de 1990 a, al menos, el 55% propuesto por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, apoyado por Alemania y respaldado por España, Francia, Portugal, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Luxemburgo, Irlanda, Letonia y Estonia en una declaración conjunta. Sea cual sea el recorte, la electricidad juega un papel fundamental en el cumplimiento porque es, a la vez, uno de los sectores que desprende más dióxido de carbono a la atmósfera por las térmicas y la energía con mayor penetración de las tecnologías renovables. Son el corazón el sistema eléctrico gallego, con una producción récord.

La generación de electricidad rozó los 13 millones de megavatios (MW/h) en Galicia, según los datos que acaba de publicar Red Eléctrica de España (REE). El balance despeja de momento el supuesto desequilibrio en el que iba a quedar la comunidad por el fin del carbón. No solo aumenta la producción, es que también crece con fuerza, un 44%, la cantidad de electricidad exportada por Galicia: 4,2 millones de MWh, casi un tercio de todo lo generado.

La actividad de las hidroeléctricas creció un 42%, hasta cerca de 5 millones de MW/h, convirtiéndola en la principal fuente de electricidad en la región durante la primera mitad del año. Le sigue muy de cerca la eólica, beneficiada por la meteorología de este año y el encendido de 18 nuevos parques que suman algo más de 400 MW al amparo de las subastas de renovables del Gobierno central de 2016 y 2017. De los aerogeneradores salieron 4,8 millones de MWh tras un incremento anual del 20,7%. Su aportación se sitúa en el 36,7% del mix de generación.

La solar fotovoltaica sigue siendo residual y representa únicamente el 0,08% de la producción de electricidad en Galicia hasta junio. Biogás, biomasa y geotermia aglutinaron el 1,6% (209.645 MW/h) con una subida anual del 66,7%, coincidiendo con la entrada en servicio de la central de biomasa de Greenalia en Curtis, la segunda más grande de España. Los residuos renovables contribuyeron con el 0,7%. Todo el grupo de fuentes verdes supera los 10 millones de MW/h tras un avance del 31% en comparación con el primer semestre de 2019. Solo Castilla y León (10,8 millones de MW/h) acumula en este periodo una mayor producción de electricidad con fuentes renovables, a una distancia considerable de Andalucía (6,8 millones), Aragón (5,8 millones) y Castilla-La Mancha (5,8 millones de MW/h también).

La generación no renovable cae un 37,8%, hasta los 2,9 millones de MW/h en Galicia. La principal razón es el desplome de las térmicas, un 62%, por la cuenta atrás de las dos centrales gallegas, Meirama ya apagada. El carbón, que llegó a ser el líder de la producción, araña ahora una cuota de solo el 6,5% (845.800 MW/h), menos incluso que los ciclos combinados (902.400) y la cogeneración (1,1 millones de MW/h), que registran una reducción del 14,7% y el 15,9%, respectivamente.

El bum renovable lleva a las tecnologías sin emisiones a concentrar el 77% de toda la producción de electricidad en Galicia entre enero y junio. Su aportación equivale a un 115% del consumo, que bajó a 8,6 millones de MW/h. Se nota el impacto de la pandemia en la actividad. ¿Cuánto descendió el consumo de electricidad en Galicia durante el primer semestre? Un 7,1%. En abril, el mes del confinamiento más estricto, llegó a desplomarse un 16%. En junio se superaron los niveles del año pasado. Aunque no hubiera pandemia y la demanda aguantase en línea con los niveles de 2019 (9,3 millones de MW/h), las renovables darían igual para para abastecer la totalidad de hogares y empresas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats