"Cada vez que nos encontramos con una propuesta de viabilidad desde las empresas no se le dio recorrido". Con esta frase respondió el conselleiro de Economía y vicepresidente de la Xunta, Francisco Conde, a la delicada situación del a firma porriñesa Maderas Iglesias. A preguntas de FARO, aseguró que la Administración gallega está "mediando con las entidades financieras" para intentar llegar a un acuerdo que evite la subasta de los terrenos que tanto temen los 148 trabajadores. "Trabajamos con trabajadores y entidades financieras, pero se precisa un posicionamiento del empresario", insistió.

Al finalizar la visita al Process Lab del CTAG, precisamente en O Porriño, Conde emplazó a la dirección de Maderas Iglesias a "dar una respuesta". "Hacemos todo lo posible por garantizar la viabilidad industrial, en todo momento estuvimos en contacto con el empresario para buscar un inversor y ahora estamos mediando con las entidades financieras para que se pueda llegar a un acuerdo", explicó.

La plantilla de Maderas Iglesias vive temerosa de que el BOE recoja la sentencia que daría paso a la subasta de los terrenos que ocupa la empresa, tal y como dictaminó el juzgado de Instrucción número 3 de O Porriño ante una deuda de 28 millones de euros. "El empresario debe mostrar cual es su propuesta de viabilidad y a partir de ahí podrá contar con todo el apoyo desde el punto de vista de la Administración", recalcó Conde.

Movilización

Por otro lado, el diputado autonómico del BNG Luis Bará apostó ayer por articular "una ofensiva institucional y social" y celebrar "una gran movilización" para alcanzar una solución para Maderas Iglesias. Así lo hizo tras reunirse con el comité de empresa y al entender que es un momento "clave y crítico para el futuro de esta empresa".