Los economistas estadounidenses Paul Milgrom y Robert Wilson ganaron ayer el Nobel de Economía por las "mejoras en la teoría de subastas e invenciones de nuevos formatos de subastas", según informó la Real Academia de las Ciencias Sueca. El galardón es el último de los Nobel anunciado y será entregado, como los demás, el 10 de diciembre. "Las subastas están en todas partes y afectan nuestra vida cotidiana", explicó la Academia al anunciar los galardonados.

Milgrom y Wilson "han mejorado la teoría de las subastas e inventado nuevos formatos de subastas, beneficiando a los vendedores, compradores y contribuyentes", agregó la Academia. Los dos economistas estadounidenses se repartirán los 10 millones de coronas suecas (unos 950.000 euros) del premio.

Wilson (Geneva, Nebraska, 1937) estudió Matemáticas en Harvard e hizo una maestría y un doctorado en empresariales; su carrera como profesor comenzó en Berkeley y siguió en Stanford, donde coincidió con Milgrom. Once años más joven que su colega, Milgrom (Detroit, Michigan) también estudió Matemáticas, en la Universidad de Michigan, y luego se doctoró en Economía en Stanford, donde es profesor desde 1987.

Wilson es considerado como uno de los primeros economistas en utilizar la teoría de juegos para analizar situaciones de mercado en las que los actores no cuentan con el mismo grado de información.

Utilizando la teoría de la subasta, los investigadores intentan comprender los resultados de las diferentes reglas de licitación y precios finales.

La Academia señaló que "el análisis es difícil, porque los postores se comportan estratégicamente, en base a la información disponible. Toman en consideración tanto lo que saben ellos mismos como lo que creen que saben otros postores". Robert B. Wilson desarrolló la teoría de las subastas de objetos con un valor común, un valor que es incierto de antemano pero, al final, es el mismo para todos. Wilson ha mostrado por qué los postores tienden a realizar ofertas por debajo de su mejor estimación del valor común: están preocupados por la maldición del ganador, es decir, sobre pagar demasiado. Paul Milgrom formuló una teoría más general de subastas. Analizó las estrategias de oferta en una serie de subastas de formatos conocidos, demostrando que un determinado formato le dará al vendedor mayores ingresos esperados cuando los postores aprenden más sobre valores estimados de cada uno durante la licitación.