Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de Alcoa pide la intervención de la factoría para evitar una "verguenza para el país"

El Congreso debate este martes si nacionalizar la planta - La Xunta insiste en impugnar el ERE

Protestas de los trabajadores de Alcoa. // EFE / Eliseo Trigo

El presidente del comité de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, ha vuelto a exigir la intervención "inmediata" de la fábrica de A Mariña para "no permitir que esto llegue a los tribunales" y que sea una "vergüenza para el país". Así se expresó ayer en un día en el que la fábrica de Cervo (Lugo) ha recibido la visita de Rafael Mayoral, diputado en el Congreso de Unidas Podemos, que mostró su apoyo a los trabajadores. Desde la Xunta, por su parte, el vicepresidente Alfonso Rueda insistió en que los trabajadores deben "impugnar" el ERE que afecta a 524 trabajadores y pedir a la justicia "medidas cautelares para que no paren las cubas".

Zan recordó el compromiso de la Xunta y el Gobierno central con los trabajadores, de forma que las administraciones "tienen que dejar de decir muy buenas palabras y pasar a los hechos". "Es muy fácil hablar, pero ahora hacen falta los documentos escritos y firmaditos, una vez tengamos eso dejaremos la movilización", agregó.

Preguntado sobre la próxima impugnación del despido colectivo y la solicitud de medidas cautelarísimas, Zan emplazó a que se haga una intervención "aunque sea temporalmente por una hora para pasar a otra empresa".

Hoy los empleados realizarán una marcha con alumnos de institutos de A Mariña, mientras continuarán con sus movilizaciones. Resaltó que el "ejercicio de responsabilidad que está haciendo la plantilla es increíble". "Y ahora esperamos que los gobiernos de la Xunta y del Gobierno tengan esa misma responsabilidad que tienen los trabajadores y acometan lo que tienen que hacer, que es una intervención inmediata y no permitir que esto llegue a los tribunales", sostuvo.

Y es que remarcó que Liberty House está interesado en invertir 1.000 millones en la fábrica, por lo que no se puede permitir desperdiciarlos por los "caprichos" de una multinacional.

Por su parte, Rafael Mayoral avisa de que "no se puede consentir que ninguna multinacional piense que se encuentra por encima de los gobiernos elegidos democráticamente". "Hay que lanzar un mensaje a esta multinacional y a todas; No se toca la plantilla, no se toca la producción y aquí sólo toca discutir de cómo se va a seguir produciendo", afirmó.

El próximo martes, la Comisión de Industria del Congreso debatirá una iniciativa defendida por el diputado del BNG, Néstor Rego, en la que demandará la nacionalización de la fábrica para impedir el despido de los trabajadores. Según Rego, "es la única salida para salvar la planta".

Compartir el artículo

stats