La Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo ha confirmado la multa de un millón de euros a Deloitte, impuesta por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en 2016, por una infracción grave en relación a una auditoría llevada a cabo al Grupo Santander en 2011, así como la sanción de 6.000 euros a una de sus socias auditoras en relación a los mismos hechos, según la sentencia consultada por Europa Press.