El grupo Renault ha pedido pasar de 120 gramos de dióxido de carbono (CO2) a 144 gramos los modelos que no pagan impuesto de matriculación ya que con la entrada en vigor el 1 de enero de 2021 de la nueva normativa WLTP serán muchos los vehículos que, aunque en la actualidad no lo pagan, tendrán que asumirlo. Según el director de Comunicación de Renault en España, Jesús Presa, el rango de la tasa se elevaría un 20% para lograr "neutralidad impositiva".