El comité de Maderas Iglesias instó ayer a la Xunta a evitar a liquidación da compañía y la pérdida de los 148 empleos ante la inminente salida a puja de los terrenos por orden del juzgado. Tal y como denunció la CIG, la plantilla está "intensificando las gestiones institucionales" para encontrar una solución.