La tasa de paro de la zona euro se situó el pasado mes de julio en el 7,9%, dos décimas por encima del nivel del mes anterior y su peor lectura desde noviembre de 2018, mientras que en el conjunto de la UE subió una décima, hasta el 7,2%, en máximos desde agosto de 2018, según ha señalado Eurostat, que sitúa a Grecia y España a la cabeza del desempleo en Europa, con una tasa del 17% (hasta mayo) y del 15,8%, respectivamente. La oficina de estadística comunitaria calcula que 15,18 millones de personas carecían de empleo en la UE en julio de 2020, 336.000 más que en el mes anterior.