01 de agosto de 2020
01.08.2020
Faro de Vigo

Los siete años de Pemex: un barco y muchas promesas

01.08.2020 | 00:31
Los siete años de Pemex: un barco y muchas promesas

Pemex dice adiós a Barreras. El balance de resultados del segundo trimestre de Petróleos Mexicanos incluye la última referencia a la firma viguesa. En solo tres párrafos, el gigante azteca de los hidrocarburos da carpetazo a siete años y medio como máximo accionista (a través de la filial PMI Holdings) del mayor astillero privado de España al vender sus títulos (el 51%) a Cruise Yacht, de Ritz. "Por lo tanto, a partir del mes de mayo PMI Holdings no mantiene el control HJ Barreras", explica en el balance. Así, el periplo de Pemex finaliza en Vigo, dejando tras de sí muchas promesas sin cumplir y un encargo, el flotel Reforma Pemex, que sin embargo fue clave para la recuperación del astillero y del sector. La petrolera llegó a Barreras de forma oficial en diciembre de 2013 tras una maniobra política para rescatar al astillero de la situación delicada en la que estaba con una inyección de capital y el compromiso de traer carga de trabajo para Galicia. De los 20 buques que barajó construir en la comunidad (bien directamente o a través de armadores que prestan sus servicios a la petrolera), tan solo se ejecutaron dos floteles, el del astillero olívico y el de Navantia-Ferrol. Ninguno más vio la luz. Por este motivo, la compra del 51% de Barreras fue mirada con recelo desde México (nunca ejerció un control real sobre el astillero) y la llegada del nuevo presidente del país, López Obrador, puso la lupa en esta inversión. De hecho, la figura clave en aquella operación, Emilio Lozoya, fue detenido en España el pasado año y está investigado en dos casos de corrupción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook