31 de julio de 2020
31.07.2020
Faro de Vigo

La británica Liberty House, interesada en la compra de la planta de Alcoa en Lugo

E La firma había pujado hace un año sin éxito por las de A Coruña y Avilés E Feijóo exige a Sánchez "concretar inmediatamente" una tarifa eléctrica

31.07.2020 | 01:09
Miembros del comité de Alcoa, tras la reunión de ayer.

Liberty House es la empresa interesada en comprar tanto la planta de aluminio -amenazada por un ERE para 534 empleados- como la de alúmina del complejo de Alcoa San Cibrao (Lugo). Lo desveló ayer el comité de empresa tras una nueva reunión con la dirección de Alcoa en el marco del proceso de consultas del despido colectivo.

Liberty House Group es una multinacional del metal ubicada en Reino Unido que ya mostró en 2019 su interés en hacerse con las plantas de Alcoa de A Coruña y Avilés -que adquirió Parter-. En 2019, Liberty House se hizo con varias plantas siderúrgicas de ArcelorMittal. Una operación que recibió el visto bueno de Bruselas al no plantear problemas de competencia en el mercado único, dado que solo observó solapamientos "limitados" entre las actividades.

En declaraciones a los medios tras su encuentro con la dirección de Alcoa, el presidente del comité de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, reclamó que se fije una nueva reunión de la mesa multilateral con todas las partes en la que también esté presente Liberty House. En el encuentro, Alcoa les trasladó una carta del responsable de la sección de aluminio de Liberty House en la que manifiesta que la multinacional está "dispuesta a comprar las dos plantas y mantener el complejo unido y hacer un sistema integral en Europa de aluminio", con el que servir a las plantas que tienen en Dunkerque y Escocia.

El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, volvió ayer a pedir al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, que apruebe "de forma inmediata" una tarifa eléctrica estable y competitiva para la industria electrointensiva y que, mientras no lo haga, nacionalice temporalmente la fábrica de San Cibrao. "Cada día que pasa estamos peor", advirtió Feijóo al término de la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, en la que recordó que faltan "cinco días" para que finalicen las negociaciones sobre el ERE que puede suponer la pérdida de más de 500 empleos. "Sin una tarifa concreta no hay futuro" para la planta, señaló el presidente gallego.

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo aseguraron ayer que han reclamado a Alcoa que ejecute la venta al único inversor interesado en la planta para garantizar "el empleo y las capacidades industriales" en A Mariña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook