27 de julio de 2020
27.07.2020
Faro de Vigo

El grupo dueño de la planta ourensana de Coasa despedirá al 20% de su plantilla en España

Estima en 650 los trabajadores españoles afectados por una decisión que atribuye a la crisis causada por el Covid-19

27.07.2020 | 19:21
Un operario dentro de la planta ourensana de Aernnova. // Brais Lorenzo

Aernnova ha anunciado este lunes su intención de "redimensionar su actividad", ante la crisis del sector aeronáutico como consecuencia de la pandemia de Covid-19, y de "ajustar" su plantilla, lo que afectará a un 20% de los puestos de trabajo de la compañía y las sociedades que la integran en todo el mundo.  En concreto, sitúa en 950 trabajadores el número de personas que se verán afectadas, de los que 650 empleos corresponden a su actividad en España y 300, a otros países.

El grupo Aernnova es el propietario de la planta de Coasa, que produce componentes para aviones, en el polígono de San Cibrao das Viñas (Ourense). En un comunicado, Aernnova explica que esta decisión se produce ante la "crisis sin precedentes" que afronta la industria aeronáutica, una de "las grandes damnificadas" por la pandemia de coronavirus, ya que el tráfico aéreo de pasajeros ha disminuido "drásticamente", lo que "ha impactando de forma muy severa en los ratios de producción de los principales fabricantes de aeronaves".

Esta situación, precisa, "se ha traducido en una notable reducción de la demanda de nuestros clientes, lo que ha supuesto una significativa disminución de actividad en todas nuestras sociedades".

En este contexto, sus responsables subrayan que la primera prioridad de Aernnova y sus sociedades "ha sido y es trabajar para asegurar la salud y seguridad" de todos los empleados de la compañía y "la siguiente prioridad es trabajar y actuar por la supervivencia de la empresa".

Caída de un 40% en su actividad

Con las nuevas previsiones de entregas de aviones para 2020 realizadas por sus clientes, Aernnova perderá aproximadamente un 40% de la actividad prevista, en función de los datos que ha aportado. En este sentido, precisa que la mayoría de sus sociedades ha acordado ERTE, que afectan actualmente a un número equivalente a 1.300 empleados en todo el mundo, de los cuales 968 corresponden a España.

"Vivimos todavía en un entorno con incertidumbres, nuestros clientes ajustan en las últimas semanas su demanda a la realidad cambiante. La evolución de la situación sanitaria y el nuevo modelo de vida tras la pandemia marcarán el futuro del sector. Los analistas y expertos del mercado aeronáutico coinciden mayoritariamente en que el tráfico aéreo de pasajeros no volverá al nivel de 2019 antes de un periodo de entre tres y cinco años, la recuperación de la actividad industrial asociada llegará a continuación", señala la compañía.

A este respecto, avanza que, en las últimas semanas, ha recibido las nuevas previsiones a medio plazo de sus clientes que, junto con el resto de información disponible, le llevan a "la conclusión de que durante los próximos tres años Aernnova perderá alrededor de un 30% de la actividad previa al Covid-19".

Recorte mundial

Ante esta situación "sin precedentes" del mercado, Aernnova asegura que se verá obligada a la "dura y complicada decisión" de redimensionar la empresa y adoptar próximamente medidas de ajuste de plantilla que en mayor o menor medida afectarán a empleados y equipo directivo de la compañía y las sociedades que la integran, con el objetivo de luchar por la sostenibilidad futura de la entidad.

Una vez concluidos los análisis de la nueva situación de demanda y de potenciales acciones para "minimizar" la reducción de actividad, Aernnova estima en 950 el número de personal que se va a ver afectado y que se distribuye en 650 en España y 300 fuera del Estado. La afección supone un 20% respecto de la plantilla total.

El proceso de ajuste durará hasta fin de primer semestre de 2021. Según explica, en los próximos meses se definirán "los excedentes que corresponden a cada sociedad específica" y se diseñarán e implementarán las medidas de ajuste asociadas, "activando los procesos de diálogo social y tratando de hacerlo de la mejor manera y con el mayor consenso posible, dentro de lo complejo de la situación, todo ello siendo conscientes de que debemos reaccionar con inmediatez y firmeza a los problemas a los que nos enfrentamos".

"Estas medidas supondrán sacrificios por parte de todos pero serán necesarias para salvaguardar la supervivencia de Aernnova y las sociedades, asegurando el máximo empleo posible", asegura.
En este sentido, insiste en que la emergencia sanitaria y su impacto en la economía mundial "nos coloca ante uno de los mayores retos a los que nos hemos tenido que enfrentar en la historia de nuestra empresa".

Según añade, "las medidas que inicialmente hemos tomado nos han permitido reducir temporalmente el impacto inicial de esta pandemia global. Ahora debemos asegurarnos de que podemos mantener nuestra actividad, proteger la experiencia y conocimiento adquiridos con tanto esfuerzo durante los últimos años, y salir de la crisis como una empresa sólida, líder en aeroestructuras, con una situación económica saludable que nos permita afrontar con garantía el futuro y dispuesta a servir, como hemos hecho hasta ahora, con el mayor compromiso a nuestros clientes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook