08 de julio de 2020
08.07.2020
Faro de Vigo

La mayoría del metal de Galicia ya recuperó más de la mitad de su actividad

Asime asegura que solo los avales del ICO son "relativamente exitosos" para el sector

08.07.2020 | 01:23
La cúpula de Asime, ayer, durante la asamblea.

Como no podía ser de otra forma, el golpe de la Covid-19 se llevó buena parte de la atención ayer de la junta anual de la patronal del metal de Galicia. El sector no fue una excepción en la parálisis del negocio durante la crisis sanitaria, aunque las más de 600 empresas de Asime "priorizaron" desde el inicio "medidas de flexibilización para evitar los ERTE", a los que finalmente recurrieron un 36% de ellas. La recuperación del negocio es "paulatina", asegura la organización, "y en la inmensa mayoría de los casos está ya por encima del 50%". Seis de cada diez firmas del metal, sin embargo, "muestran gran preocupación por la caída de actividad derivada de la falta de pedidos y subcontratación y por la falta de certezas" que podrían derivar "en un impacto considerable el próximo año".

Casi la mitad también optó por no pedir las ayudas de liquidez de las administraciones estatal y autonómica. "Solos los avales del ICO han sido relativamente exitosos en el sector del metal", se queja Asime. "Si queremos mantener la industria actual, que está en un nivel bajo respecto a décadas anteriores, debemos facilitar los apoyos públicos y sobre todo servicios y suministros a precios competitivos", reclamó su presidente, Justo Sierra.

Durante la asamblea, en la que participaron por videoconferencia la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el conselleiro de Economía, Francisco Conde, el secretario general de Asime advirtió que un tercio de las empresas prevé prescindir de "personal externo o temporal". "El impacto en el empleo puede ser relevante si no se toman las medidas necesarias", alertó Enrique Mallón. Aún así, las previsiones de Asime son "optimistas" con el horizonte de 2021 para recuperar "como muy tarde" los niveles previos a la crisis "en facturación y empleo".

La organización, que sumó en el último año más de una veintena de nuevos integrantes, insiste en la necesidad de "una hoja de ruta clara por parte de todas las administraciones para potenciar e impulsar el sector". "Debemos ser más competitivos respecto a otros países, diversificando todavía más nuestros clientes y mostrando toda la calidad y potencial de nuestros proveedores de primer y segundo nivel", apela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook