Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus truncó la mejor racha de la historia de la automoción gallega

El sector batió el año pasado sus récords de facturación y ventas al exterior; generó 2.100 empleos e invirtió más de 250 millones

Interior de la fábrica de PSA. // Víctor Cameselle

El coronavirus truncó una de las mejores rachas de la industria gallega del automóvil. Los datos de 2019 hablan por sí solos: récord histórico de facturación y exportaciones, 2.100 empleos nuevos y más de 250 millones de euros en inversiones para acompañar a PSA en sus nuevos lanzamientos pero sobre todo para la transformación del auto en una auténtica Industria 4.0. Ceaga, que representa al 100% de las empresas del sector, difundió ayer el balance del pasado ejercicio, que por primera vez -y sin récord histórico de producción- rozó los 10.000 millones de euros en ingresos, catapultado por la exportación y el nuevo todocamino vigués, el Peugeot 2008.

El motor vigués pulverizó todos los registros, incluso los alcanzados el año del récord histórico de 2007, cuando de Balaídos salieron 547.000 vehículos, por lo que todo parecía indicar que para este año la previsión debería haber sido mucho más mejor. En 2019, la cadena de valor del sector, con PSA a la cabeza, facturó 9.700 millones de euros, un nuevo máximo histórico, y un 12,5% más que en 2018 que solo se entiende por el mayor valor añadido de los nuevos modelos vigueses, los comerciales ligeros K9 (Berlingo, Partner/Rifter, Combo y Proace) y el todocamino 2008 (la producción de PSA en 2019 apenas superó los 400.000 coches, 30.000 menos que un año antes)todocamino, y por la apertura internacional de la industria de componentes. Esta facturación equivale al 15,4% del PIB total de Galicia.

Las exportaciones de los proveedores registraron un nuevo récord, hasta los 1.850 millones de euros (+23%), y las globales del sector (incluida PSA) se dispararon un 10,4%, hasta los 6.250 millones. El motor revalida así su posición como potencia exportadora en el conjunto de Galicia, del que representa el 28% de las ventas al exterior. Y también en el empleo, alcanzando los 24.400 trabajadores directos, una de sus mejores cifras en varias décadas.

Ceaga reconoce que 2019 fue "muy positivo" para las empresas de componentes ubicadas en Galicia, que invirtieron 250 millones de euros para adaptar sus capacidades de cara a la Industria 4.0. En cuanto a sus clientes, PSA sigue siendo el principal constructor para el que trabajan los proveedores vigueses, representando cerca del 31,58% de su volumen de negocio. El siguiente OEM es Renault-Nissan-Mitsubishi y le siguen Volkswagen, Ford y Daimler.

Compartir el artículo

stats