31 de marzo de 2020
31.03.2020
Faro de Vigo

Bosch Vigo comunica de madrugada el inicio inmediato de su ERTE a 867 afectados

El "contact center" suaviza la suspensión de empleo de seis a tres meses y reduce su impacto en la plantilla en casi medio millar de personas

31.03.2020 | 09:51
Instalaciones de Bosch Vigo en la Avenida de Madrid. // A. Villar

"Estimado colaborador: tras la negociación con el comité de empresa del ERTE ponemos en su conocimiento que se ha firmado un acuerdo estando usted afectado", así comienza el SMS que Bosch Vigo envió esta madrugada a los 867 trabajadores afectados por el ajuste de empleo debido al cerrojazo de la actividad económica a causa del coronavirus.

Las negociaciones que el "contact center" entabló con los tres sindicatos mayoritarios (CCOO, CIG y UGT) desde que se anunciase la medida económica han concluido con un descenso considerable del personal sobre el que se aplicará el ERTE, de 1341 puestos ha pasado a 867, y de su duración, de seis meses a tres, según informa CCOO en un comunicado.

El cese de la actividad para estos empleados se inicia hoy mismo, 31 de marzo, y se prolongará hasta el próximo 30 de junio de 2020. Sin embargo, "en caso de que el volumen de trabajo de la campaña para la que usted presta servicio aumente y sea necesaria su presencia, deberá usted acudir a su puesto de trabajo en el plazo de 24 horas, una vez sea usted requerido para ello. Nos pondremos en contacto con usted para la gestión de dicho ERTE", concluye el SMS enviado por la empresa.

CCOO ha informado a los afectados que se verán compensados con un día de vacaciones por cada mes de suspensión de empleo, "excepto los que ya hayan disfrutado del permiso retribuido". Empresa y sindicatos han constituído una comisión de seguimiento del proceso.

Segundo ajuste en poco más de un año

Es el segundo ajuste de empleo al que se enfrenta la plantilla de Bosch Communication Center en poco más de año. En febrero de 2019, un ERE dejaba en casa a 650 empleados más otros 200 contratados mediante ETT por un período máximo de hasta de 2 meses. La suspensión se debía a una caída del volumen de trabajo de la operadora de telefonía Vodafone, principal cliente de los servicios de soporte técnico y atención al consumidor que ofrece el "contact center".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook