25 de marzo de 2020
25.03.2020
Faro de Vigo
Empleo

La ayuda para autónomos por coronavirus: ¿una ayuda inocua?

Para obtener esta prestación será necesario demostrar que la actividad ha sido cerrada

25.03.2020 | 19:26
Imagen de archivo de una mujer tele trabajando en su hogar por la cuarentena del coronavirus.

El Gobierno ha confirmado avales por valor de 20.000 millones, para facilitar el acceso a financiación bancaria de pymes y autónomos. Sin embargo, no habrá de momento más ayudas directas para el colectivo

Tal y como explicamos en este diario, para obtener esta prestación será necesario demostrar que la actividad ha sido cerrada por el Estado de Alarma, o bien registrar unas pérdidas del 75% con respecto al mes anterior.

La compañía Holded, un programa de facturación online, organizó un encuentro para aclarar dudas sobre financiación y ayudas para pymes y autónomos. Albert Pradell de Montagut, anteriormente abogado en Garrigues durante quince años y actualmente miembro de la Junta Directiva de Holded, ha explicado durante la cita las dificultades que, en la práctica tiene la medida para su aplicación real.

En primer lugar, Pradell recuerda que el Decreto que publicó la ayuda establece que debe haber una caída de un 75% de la facturación, con respecto al mes anterior a la solicitud. Entonces, "no lo podemos hacer en marzo, porque en febrero no había crisis", por lo que lo más probable es que se haya facturado con normalidad.

Algo parecido ocurrirá en abril, dado que las medidas excepcionales comenzaron a partir del catorce de marzo. "Durante esos catorce días (los negocios) no tuvieron crisis. La reducción durante marzo puede que tampoco se de. Y esta ayuda extraordinaria sólo se puede pedir como máximo hasta el catorce de abril. O expanden ayudas extraordinarias o esta medida del 75% del mes anterior, puede ser bastante inocua".

A esta dificultad hay que añadir una de sentido común. Los negocios están cerrados, por lo que recopilar la documentación necesaria para cualquier trámite es aún más complejo para el autónomo o pyme en cuestión.

Avalancha de trámites

A todo esto, se suma la avalancha de solicitudes que hay en estos momentos en la Seguridad Social. Al cese de actividad en autónomos se añaden las peticiones de ERTE por parte de empresas de muy diversos sectores.

Lorenzo Amor, presidente de ATA, se quejaba precisamente del extra burocrático que supondrán algunas decisiones tomadas hasta ahora por la Administración. "De verdad con la que tenemos en España vais a obligar a los autónomos a pagar y luego solicitar devolución de cuotas. No será más fácil que evitéis complicaciones y trámites y cobréis en julio a quien corresponda pagar en marzo", aseguraba Amor en redes sociales. Quien recordaba en ese mismo comentario que los autónomos franceses e italianos no tienen que pagarlas.

Con el mismo objetivo de aligerar burocracia, María José Landaburu, secretaria general de UATAE propone que el pago cuotas de marzo se aplace durante la solicitud de la prestación extraordinaria porque "no tiene sentido pedirle pagar una cuota tras un mes de caída de ingresos si luego va a recibir una prestación por esa bajada que le va a exonerar de la cuota".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook